Skip to main content

Posts

Showing posts from March, 2007

Visitas de lejos

Mi esposa fue a una reunión con amigas de la preparatoria, y había una amiga que tenía mucho sin ver. La mujer le dijo a mi esposa que se había ido a vivir a otra ciudad, y que solo regresaba de vez en vez. Me gusta visitar a mis papás, le dijo la amiga, de hecho por eso me fui, para que sintiera que en realidad los estaba visitando. Si me hubiera quedado aquí, no sentiría lo mismo, las visitas serían más mundanas. Ahora que los veo resulta grato el evento. En realidad no era suya esa forma de pensar, me dijo mi esposa después. Parece que el esposo le propinó esa mentalidad, le hizo ver las ventajas de vivir lejos de los papás, para que las visitas contaran como visitas.

Viernes social

La señora comía sus palomitas con un estilo muy personal, muy propio. Cogía cada palomita una por una, se comía las palomitas de una en una. Cogía una palomita con estilo y la llevaba a su boca lentamente donde luego tardaba otro lentamente en masticar el bocadillo. Al salir del cine sentí ganas de palomitas.
- - -
Cuando llego a casa, mis hijos me presienten desde lejos. Ven mi carro y los veo brincar en las escaleras. Me reciben y dan más brincos. Después de saludos y rutinas, etcéteras, si yo me pongo en la computadora, uno de ellos juega cerca de mi, pone sus juguetes alrededor de mi espacio de trabajo. Esta característica la practican desde que eran bebés, siempre andan rondando mi espacio, mi circulo de acción. Me gusta eso.
- - -
En el estacionamiento del cine, una mujer tenía problemas en estacionar su carro al lado del mío. Yo llegué y le expliqué que ya me iba, que sacaría mi carro para facilitarle la maniobra. No dijo nada en ese momento, pero cuando salí en mi carro y di la …

Batman va al mercado

Si Batman va al mercado a comprar verduras, es porque le gusta comer verduras. Porque comer verduras te hace fuerte. Ese es el slogan que le inculco a mis hijos. Sobretodo a mi hijo. Y como no me creían que Batman comía verduras para estar fuerte e inteligente, les mostré este video donde se ve al superhéroe en acción. Ya que lo ven, lo creen. Si Batman come frutas y verduras, nosotros también. Los niños tienen esta facilidad de imaginar cosas, de hacer como si fueran reales.

Cama Sutra

--Estar casado con una mujer que siempre tiene el motor encendido es una lindura existencial --me dijo--. Es una forma de arte donde uno toma asiento y observa cómo se desenvuelven las cosas con toda naturalidad.

Me dijo que la relación se encontraba en un punto álgido y estaba muy agradecido porque había oído historias de parejas donde la mujer caía en estados de indiferencia.

--No te imaginas --dijo--, la cantidad de formas que encuentra para darme satisfacción. A veces pienso que me casé con una experta. Quizá pasa sus tiempos formulando estrategias, situaciones. Es lo que me gusta. Se fija en el más mínimo detalle. Quizá sea como que su pasatiempo, su objetivo secreto. Se fija hasta en la lencería que usa y cuándo utilizarla. Se fija en sus perfumes, en las sábanas de la cama, y sobretodo, no hace falta decirlo, se fija en las posturas. Pero lo más notorio es su estado continuo de excitación jajaja, jajaja... --por un momento perdió el control, pero luego se recuperó--. Me hace come…

Manifestaciones y decretos 2

--No me importa si no me crees --dijo--. Aunque no me creas, esto es real, esto funciona. Te daré un ejemplo. Las cosas que escribo, las manifiesto en mi vida real.

--¿Cómo es eso?

--Así. Las cosas que yo escribo, se hacen realidad, se manifiestan. Me ha sucedido varias veces. Me pasó con una persona que conocí después. Antes de conocerla, escribí un cuento donde apareció ese nombre como personaje. Era un personaje peculiar y de nombre peculiar. Años después, me tope con ese nombre, y tuve una relación estrecha con esa persona.

--No habrá sido coincidencia.

--No seas gilipollas tío. Eso es solo un ejemplo. Te digo que me ha pasado varias veces con mis escritos. Escribo algo, luego me doy cuenta que eso me sucede en la vida real. Conozco una persona. Me sucede una experiencia que había escrito. En fin. Es solo un ejemplo del poder de la manifestación, del decreto. El poder de escribir algo. Ahora lo entiendo, y lo pongo en práctica, lo uso a mi ventaja. Es mi sistema de creación.

--¿Cómo e…

Manifestaciones y decretos

Decidí llevarlo pues, a un lugar donde bailan mujeres con poca ropa. El se mostró entusiasta desde que tomamos nuestros asientos y no perdía ocasión para atraer a las divas. Lo hacía con la mirada y con las manos, y eso que las normas del lugar impedían el uso de manos.

--Aquí sí puedo pensar --dijo, mientras cogía a una diva y se la sentaba en sus piernas como Santa Claus--. ¿Te conté que aquí escribí una de mis novelas más famosas? Pues aquí, en uno de estos dancings, tomé inspiraciones para redactar estéticas interesantes --sus manos charlaban con la diva, y ella parecía divertida, pero ya se quitaba, ya se contoneaba--. Pero bueno --dijo--, no venimos a eso, venimos a hablar de mis escritos. Te comenté --dijo--, que ya no escribo formalmente, solo lo hago para mis usos personales. Pues bien --dijo--, esto tiene una explicación muy clara que a continuación detallaré --cogió a otra diva y se la sentó en sus piernas--. La explicación --dijo--, es que ahora he tomado conciencia de que…

Saludos a distancia

En el trabajo hay una tailandesa con la cual llevo una buena relación de trabajo. No sé qué le hice. Que yo sepa no le hice nada. Solo las atenciones normales de compañeros de trabajo. El caso es que la mujer llega en la mañana y me saluda en mi oficina. Luego si no la estoy viendo o estoy concentrado en la pantalla, de todas formas me saluda a distancia. Hola. Esto es inefable. Todos los días. Se sale de su camino para saludarme. Esto me agrada. Pero a veces no sé cómo tomarlo. Supongo que le caigo muy bien y le da alegría verme. Quizá me ve como su hermano mayor. Quizá le doy confianza.
- - -
Como dato curioso. La tailandesa siempre tiene calor. Se queja que su oficina es caliente, por lo que acostumbra usar ropas ligeras, y siempre anda prendiendo el aire acondicionado. Esto exaspera al compañero de su oficina. Porque él siempre tiene frío.

El camino

Nos quedamos en silencio, viendo el paisaje por la ventana. Había un ritmo hipnótico en el movimiento de los árboles bajo los ímpetus del viento. Era un ritmo que seducía, que invitaba a la contemplación y el pensamiento.

--Estos días me he sentido muy bien --dije.

Volteó a verme y sonrió. Alzó su vaso, le dio un trago.

--Me parece perfecto tío. ¿Has estado practicando los métodos que te he compartido?

--Ciertamente --dije--. El método, Right Thought. Pensar bien. Llevo mes y medio pensando bien y me ha funcionado de maravilla. Veo los resultados en todas partes, todos los días, y cada ves me siento mejor. Es increíble. Parece que todo conspira para mí, para mejorar mi existencia.

--Imagínate lo que serías ahora --dijo--, si llevaras toda tu vida pensando de esa forma tan educada. Va tomar un poco de dedicación corregir lo que has venido creando desde años atrás, ese tipo de 'educación'. Pero el hecho de que ya te sientas muy bien, es una señal de que vas en buen camino. Es un cami…

Hooters

Me trajo un cd de Dizzy Gillespie y me dijo que era regalo de mi cumpleaños adelantado. Lo puse en el aparato y escuchamos tranquilamente. Afuera hacía un viento tempestuoso, parecía que iba a llover.

--Por ejemplo ahorita --dijo--, mi mujer está en una despedida de soltera viendo tangas masculinas mientras yo estoy aquí contigo. Deberíamos ir a Hooters a ver pezonalidades aunque la tía se enoje.

Le dije que tenía que terminar unos documentos.

--Hablando de pezonalidades --dijo--, tengo entendido que esa parte del cuerpo es la mejor. El otro día --dijo--, entablé amistad con una desconocida, quien, sin titubeo alguno, después de chats y preámbulos poco profundos, me mostró sus tetas por la webcam. Vaya, cabe decir que estaba encantado viendo la forma desinhibida de esta mujer. Y fue entonces cuando entendí que los senos son para verse y no para ocultarse. Digo, si tienes, muéstralos.

Le presenté mi punto de vista al respecto.

--¿Eso quiere decir que si un hombre está bien dotado de sus par…

Momentos interesantes

--Las relaciones humanas --dijo abriendo los ojos con énfasis--, son la cosa más interesante que uno puede estudiar --soltó una tremenda carcajada que cimbró el estudio--, son como una especie de laboratorio, donde entran en juego varios factores --soltó una carcajada y se tapó la boca, viendo que yo guardaba seriedad ante el comentario, que comenzaba a tornarse interesante--. Recuerdos --dijo--, complejos, frustraciones, alegrías, opiniones, experiencias, sucesos, todo entra en un mix, en un tubo de ensayo, y ahí se hace el mix, el resultado es la relación que podemos tener con una persona.

--Vaya, vaya --dije--, lo tienes todo bien resuelto.

--Por ejemplo tú y yo --dijo--, estamos bien, ¿no? Llevamos una relación de cordialidad, pero eso puede cambiar, para lo mejor o para lo peor. Todo está en nosotros. Porque nosotros siempre tenemos la elección de lo que decimos y aportamos a una relación. Yo, tu amigo de años, puedo decirte algo, un comentario, que sé te va gustar, que te va edifi…

Hay gente

Hay gente, dijo, que se entusiasma con uno. Digamos que yo comparto contigo una buena noticia, algo que me sucedió y tú compartes conmigo tu felicidad. Es un intercambio. Yo te digo algo que me pasó y que me dio mucha felicidad, y te la digo, te la comparto, porque deseo hacer eso, porque tienes valor para mí, y deseo hacerte parte de algo importante para mí, hacerte participe de un evento de mi vida, porque tú también formas parte de mi vida. Hay gente, dijo, que cuando uno hace esto, lo entiende bien, porque se identifica con lo que uno le está compartiendo, la magnitud. Quizá ya vivió lo mismo, y si vivió lo mismo, puede entender lo que significa para uno, lo que importa, el evento, la noticia.

El coronel SI tiene quién le escriba

Recuerdo aquel personaje de Gabriel García Márquez, dijo, ¿cómo se llamaba? ¿El coronel no tiene quién le escriba?, que duró toda una vida esperando una carta en su correo. Era una espera lastimosa, nostálgica, humilde, que enternecía porque el coronel no perdía la fe, y diario visitaba su buzón. Ese tipo de fe, dijo, de esperanza, es la que mueve montañas. Uno puede esperar mucho tiempo, mucho tiempo, esperar años, pero un día llegará, porque siempre llega, porque atraemos las cosas a nosotros, ya sea en un mes, o catorce años. El tiempo es relativo, la espera es real. El corazón, el amor, es muy grande.

Agradecimiento y lagrimas

Ese tipo de alegría, dijo, tan profunda, tan real, que uno llora. Ese tipo de alegría, donde la alegría significa lo mismo que agradecimiento y uno llora de agradecimiento y felicidad. Es una alegría agradecida, dijo, tan profunda, que uno llora, como los niños cuando les das un presente que les gusta mucho y no pueden ocultar el estado de su alma, solo les queda expresar la intensidad de su agradecimiento, porque no tienen otra. En ese momento toda su persona se convierte en agradecimiento. De eso estoy hablando, dijo, porque esperé catorce años para recibir esa noticia, y cuando me la dijeron, mi ser sufrió un temblor, una conmoción, se cimbro mi persona y todo yo fui agradecimiento y lloré, no tenía otra cosa que hacer.

Don de sueño

Pues nada. Había pasado gran parte de la tarde sumido en un sueño profundo, por lo que decidí dejarlo a sus expectativas y me enfoqué en mis cosas mientras escuchaba Miles Davis y afuera nevaba lentamente.

Mientras revisaba unos documentos, él vino en sí, musitando unas palabras que adiviné eran parte de sus profundos letargos somníferos.

--Vaya --dijo--, qué hermoso es el sueño, el reposo del alma en su estado pleno --estiró los brazos y bostezó con un regodeo aparente. Luego observó su vaso de brandy y sonrió--. Soñé con una mujer que decía llamarse Tía --dijo--. Tía me felicitaba por mi facilidad de sueño.

--En efecto --me atreví--, me sorprendió la facilidad con que quedaste dormido. Nomás llegaste y te quedaste dormido.

Asintió satisfecho.

--Tengo ese don --dijo--. El don del descanso profundo, de pasar de un estado de vigilia a un estado de sueño con una facilidad sorprendente. Incluso, demasiado sorprendente. Anoche, después de haber gozado de una penetración conyugal, reposaba enci…

Personas buenas

Me dijo que lo que más le gustaba de escribir era forjar amistades.

--Es lo más gratificante --dijo--, personas que en un momento son desconocidas, con el tiempo van leyendo lo que escribes y se va forjando una relación. Es como si te conocieran, incluso, más que otras personas. Conozco dos o tres personas --dijo--, con las cuales llevo una amistad de confianza, de mucho tiempo.

Me dijo que esos lectores, sin saberlo, le ayudaban mucho.

--Es muy motivante --dijo--, leer emails donde la persona/lector te dice algo de ti y tus escritos que quizá no habías considerado. Eso te da una perspectiva fresca de la situación. Es muy gratificante esto. Recibir emails donde una persona se toma el tiempo para decirte algo bueno, positivo. Sí --dijo--, he forjado buenas amistades así y todo gracias a mis escritos. Se puede decir --dijo--, que mis escritos me han atraído personas buenas y estoy agradecido de ello.

Todo es visual

Todo es visual, dijo. Todo en está vida, es imagen, es visual. La imagen es antecedente del pensamiento, pensamos en imágenes, dijo. Los medios saben esto, y con frecuencia nos envían sus imágenes para que nosotros las procesemos y hagamos nuestra realidad. Todo lo que nos rodea, dijo, es visual, es mensaje, es moldeador de persona, mente, realidad. Sabiendo esto, podemos entonces elegir nuestras propias imágenes, qué es lo que queremos observar todos los días. Que así sea.

Referencias y elogios

Es interesante, dijo, cómo podemos llegar a ser referencias para ciertas personas, cómo podemos llegar a ser modelos a seguir. Digamos que tu cuñada se fija en cómo llevas a cabo tu trabajo, qué estilo laboral desempeñas, formas, horarios, libertades de movimiento. Luego ella imitará el modelo y será una forma de elogio, de acreditar tu persona. La imitación es la más alta forma de elogio, dijo.

Anónimo

Curiosidades del mundo de la literatura
O aquellos que solían escribir de un modo formal
Un modo de estatus
Yo solía hacerlo
--Se puede decir--
Escribir así
Pero me fui underground
Anónimo
Mejor así--
Lo curioso del caso
Es que en repetidas ocasiones me he encontrado personas
Que al parecer leían lo que yo escribía
¿Pero ahora lo extrañan?
¿Ya no escribes?, preguntan
¿Sigues escribiendo en tu blog?
Preguntas del tipo
A las cuales respondo ambiguamente
Pero últimamente ya respondo que Sí
Sigo escribiendo
Pero ahora de forma anónima
Pero un pensamiento ronda mi mente
Esa gente que me pregunta
Antes no decían nada
Lo curioso es que sí leían
Pero nunca decían nada
Dicen cuando uno ha cambiado de giro
Cuando no está lo que antes buscaban
Si preguntan
Es porque les gustaba lo que leían
Porque pensaban que lo hacía bien
Y al preguntar ahora
Es una forma de querer volver a leer
De saber dónde escribo
Pero ya ando anónimo
Me fui underground
Aunque no tan anónimo
La última vez que chequé el contador de visitas
Tenía de promedio 11…

Ella lo observa alejarse

Esa noche llegó tarde a mi estudio. Traía una botella de brandy en su abrigo. Tomó asiento en su lugar preferido y me pidió que encendiera la chimenea. Coloqué unos leños y eché un cerillo. Me tomé la libertad de acompañar su velada con una copa de merlot. El hombre me vio perplejo.

--¿Alguna ocasión especial?

--Nada que ver, pensé que te acompañaría en tus intenciones.

--Mis intenciones son específicas. Ya tengo el desenlace de la historia que te adelanté por email.

--Ah sí.

Le dio un trago a su brandy y observó la chimenea.

--La mujer lo contacta, y se inicia una apertura de confianza, precisamente con la misma intensidad añeja de aquellos años universitarios. Ambos se dan cuenta de la situación, pero es ella, quien decide romper relaciones platónicas.

Se quedó callado, fumando la pipa.

--¿Qué sucede después?

--No sé, me parece que ella le deja de hablar y él se acostumbra al silencio y al paso del tiempo, pero luego duda. Duda si en realidad ella está bien, si algo le sucedió, y no hay for…

Vida mágica

Cuando las cosas están sucediendo bien, dijo, es algo mágico de observar, es observar lo mágico en acción, desenvolviéndose para el deleite de uno. He visto, dijo, y sigo presenciando esto en mi vida. Una cosa tras otra, como si el universo fuera trabajando delante de mí, ordenando las cosas, preparando el camino, para que cuando yo vaya pasando, me vaya encontrando cosas buenas. Es increíble, dijo, o bueno, antes lo veía así, increíble, inexplicable, inalcanzable. Pero ahora, dijo, ahora, lo increíble se hace creíble, lo inexplicable, explicable, lo inalcanzable, al alcance de mis manos, mis ideas, mis pensamientos. Se puede decir, dijo, que vivo una vida mágica, y que cada momento que pasa, me doy cuenta de ello. Es tan eufórica esta sensación, esta noción, que uno siente como si la vida fuera un holograma, y uno fuera avanzando por ella de acuerdo al deseo y voluntad de uno.

A Sheet of Paper

If you are a poet, you will see clearly that there is a cloud floating in this sheet of paper. Without a cloud, there will be no rain; without rain, the trees cannot grow; and without trees, we cannot make paper. The cloud is essential for the paper to exist. If the cloud is not here, the sheet of paper cannot be here either.

Looking even more deeply, we can see ourselves in this sheet of paper too. This is not difficult to see, because when we look at a sheet of paper, it is part of our perception. Your mind is in here and mine is also. So we can say that everything is in here with this sheet of paper. We cannot point out one thing that is not here--time, space, the earth, the rain, the minerals in the soil, the sunshine, the cloud, the river, the heat. Everything co-exists with this sheet of paper.

--Thich Nhat Hanh, Peace Is Every Step

Suegro

Me habló por teléfono.

--Nunca pensé que mi papá y mi esposa se llevaran tan bien --me dijo al teléfono--. Por un tiempo había fricciones ya que mi papá es una persona de mucha educación y espera que se le trate con respeto y atención, y mi esposa tiende a ser muy campechana para esas formalidades. Pero es curioso, ahora mi esposa le cae muy bien.

Hasta que nos volvamos a encontrar

Hasta que nos volvamos a encontrar, era el título de su email que me envió hace unos días, y que guardé en mi correo. Me gusta guardar correos en mi inbox.

He estado pensando mucho, decía el email, pensando en las posibilidades de prosa, narrar algo interesante, que me interese y divierta, y así como las ideas llegan de lo invisible, me llegó esta. Me llegó la idea, decía el email, de escribir algo acerca de una mujer. Una historia de una mujer, decía el email, que mantuvo una relación en sus años de universidad. La mujer, decía el email, pasa varios años, muchos años, en su propia vida, lejos de los recuerdos. Un día, después de muchos años, mientras escribe un cuento (un cuento en base a sus diarios), recuerda a su relación de la universidad, y que él también le gustaba escribir. La mujer se hace a la tarea de encontrar a esta persona, aun sabiendo que ha pasado mucho tiempo, y que quizá no encuentre lo que busca. La mujer se toma el riesgo, y finalmente encuentra a la persona. Ahora…

La vida

Por ejemplo, dijo, en esta vida, solo tenemos que hacer una cosa, amar y ser feliz, es todo. Somos herederos en esta vida, herederos de una felicidad y abundancia que Dios quiere para nosotros. Dios quiere que seamos felices, y eso tiene un alcance amplio. Es pues, nuestra misión vivir con plenitud, gozar de cada momento, y ser agradecido. Solo así, podemos disponer de todo lo bueno que la vida tiene para nosotros. Diario, a cada momento, surgen milagros, situaciones que si uno las observa, se entiende que estamos viviendo algo muy especial, la vida.

Pensar bien es fluir

Por ejemplo, dijo, yo puedo manipular mi salud, mi estado de salud, mediante el uso consciente de mi energía. Porque todos somos energía. Una dolencia es un síntoma de esa energía, en estado atrofiado. ¿Cómo manipulo mi energía? Al estar consciente de lo que pienso. Lo que pienso de mí y mi salud. Al pensar bien de mí, mi energía fluye. Al pensar mal, la energía se detiene. Todo fluye cuando uno fluye. Al decir fluir, estoy en realidad diciendo amor. Al fluir uno ama, uno acepta lo que es y sigue adelante. Eso es el amor, una aceptación incondicional de las cosas. Si yo me acepto, fluyo. Si me amo, fluyo. Si pienso cosas buenas, fluyo. Pensar bien es fluir.

Todos salimos ganando

Por ejemplo, dijo, yo puedo manipular tu energía, tu conversación. Si estamos hablando tú y yo, amigo mío, todo lo que tú me dices es una energía que me envías, sea buena o mala. De igual forma si yo te digo algo. Bajo esta ley, todo lo que nos decimos, es intercambio de energía. Está en nosotros aceptar la energía del otro. Ejemplo: Si tú me empiezas a hablar de tus dolencias, quejas, dolores, problemas domésticos, en fin, situaciones que contienen una carga negativa, está en mí aceptar esa carga, o desviarla, cambiar de tema. Si la acepto, solo estaré dándole continuidad a esa energía, incluso, estaré incrementando la energía, al punto de que yo terminaré deprimido y abatido. Sin embargo, y aquí está lo interesante, amigo mío, si tú me envías una charla negativa, y yo desvío eso, hago caso omiso de tus palabras, y propongo un tema nuevo de charla, no solo estoy ayudándote, sino que en pocas palabras, estoy transformando tu energía al ayudarte en enfocarte en algo positivo. Eso tambi…

De hijo / hija

Es un panorama interesante tener hijo e hija
Ambos sexos de hijos
La hija es la mayor
Pero el menor en ocasiones se muestra más despierto/ágil
En momentos llega el comentario
Tu hijo es bien inteligente
--Qué hacer
Uno se siente bien--
Luego trato de encontrar la razón
Si lo que hace mi hijo en realidad lo hace inteligente
O es gaje del oficio
En cuanto mi hija
Tiende a ser tímida
Estamos tratando de enfatizarle otras cosas
Que sea más extrovertida
Pero ya salieron dos o tres pretendientes en la escuela
Joder
A su edad!
Vaya
Me llegó el celo de papá
Y la mamá riéndose
Prepárate, dice
Porque va romper corazones
Con esos ojotes que tiene

Momentos de cine /The Fountain/

Yendo al cine sábado en la noche
Una cosa queda clara
El cine es el pasatiempo predilecto de muchos
Digamos que si antes las parejas iban a la copa
Ahora la salida es el cine
Los cines saben esto
Te incluyen todo tipo de atractivos
Pizza recién hecha
Cafés de varios tipos
Crepas
En fin
Hasta te lo llevan a tu asiento

Interesante esta forma
Parejas doquier saliendo en sábado
Con entusiasmos aparentes en sus rostros
Porque están en el cine!
Porque cuenta como una salida!
Esto emociona a mucha gente
Se ha convertido en la forma de socializar
De salir
De estar en público

Haciendo cola para comprar un mocha
Noté a la cajera
Una muchacha muy amena en sus gestos
Tenía el ángel en la cara
Ese tipo de personalidad risueña y ligera
Algo delicioso de observar
La verdad
Sin embargo
Siempre hay personas que no entran en regla
Enfrente de mí hacía cola un señor
Y cuando llegó con la muchacha
Ella le preguntó qué deseaba
El tipo contestó
Luego ella pidió su nombre para anotarlo en el recibo
Me llamo Señor
Cuando dijo eso me quedé abs…

Heart Sutra

Form Does not Differ From the Void
And the Void Does Not Differ From Form
Form is Void and Void is Form
The Same is True For Feelings
Perceptions, Volitions and Consciousness

- - -

No Eye, Ear, Nose, Tongue, Body or Mind;
No Form, Sound, Smell, Taste, Touch or Mind Object;
No Realm of the Eye,
Until We Come to No realm of Consciousness

Temas de plática

El mejor método, dijo, para desviar una energía negativa, es cambiar de tema en la conversación. Hay un arte sutil para hacer estas cosas, dijo, pero es la mejor forma de acentuar las cosas positivas, y no caer en un estancamiento, como arenas movedizas, donde uno se va hundiendo más y más en la energía negativa de una plática que no lleva a ninguna parte, una plática absurda, pesimista. El valor del método, dijo, está en darse cuenta de la carga negativa, antes de quedar involucrado en ella.

El amor inmenso

Acercó la pipa a sus labios y inhaló el humo con vehemencia, llevándose un placer visible en la actitud de fumar. Volvió la mirada a la lumbre que ardía en la chimenea, los leños se quebraban bajo el ímpetu del calor. Asintió, como para él, como si llegara a una conclusión rotunda.

--Todo es amor --dijo, con una extraña chispa en los ojos--. Toda creación es un acto de amor, un amor inmenso --Hizo una pausa, luego continuó--. Todo acto de creación, viene precedido por una energía, la más alta forma de energía, amor. El amor --dijo--, transforma, es una energía de transformación. Todo acto de creación --dijo--, es un acto de transformación, del amor, hacia el amor, por el amor. Todo es amor.

Guacamaya

--Tengo una vecina en el edificio donde trabajo --dijo--, que se lleva una guacamaya al trabajo, a su escritorio. Al lado del escritorio tiene una especie de lecho donde reposa el ave, y desde donde lanza sus diatribas guturales. Ella a veces le saca plática a la guacamaya. O a veces la guacamaya le saca plática a ella. Ella a veces se molesta con la guacamaya, con las cosas que la guacamaya le dice.

Cuerdas flojas de la imaginación

Tus palabras son una cuerda floja, decía el recado. Me lo enseñó, lo dejó sobre la mesa, luego dijo que cada vez que la leía, que la descubría a destiempo, sentía como si anduviera en una cuerda floja.

--Es una sensación íntima --dijo--. Una movida de temperatura, donde hay calor, pero es un calor antiguo, que sólo la memoria entiende. Una fuerza por imaginar un calor nuevo, ¿cómo será en la cama, cómo son sus piernas, qué ropa interior usa, de qué tamaño son sus senos, a qué saben sus besos? Cosas, pues, vienen a la mente como barcos a la deriva en un mar lejano, y no puedo, no quiero cambiar de canal. ¿Cambiar de canal es aburrido?.

--La vida es divertida.

Tomó asiento en el lugar de siempre y vio por la ventana. El paisaje de la tarde, las nubes, la formación del tiempo.

Eres

--Nuestros cuerpos permanecían bajo las sabanas --dijo, con ese tono de alegría y satisfacción que en otras ocasiones me provocaba ambigüedad--, y en un momento de rapto emotivo, me dijo que yo era escritor, que debía ser, que siempre había sido, y que el único obstáculo había sido mi poca fe. Me dijo que mientras yo dijera que no era escritor, nunca lo sería. Debes verte como escritor, dijo ella, y proclamar esa fe al Universo. Soy escritor, soy. Le tuve que explicar que ser escritor, en los términos que yo me expresaba, se refería al escritor que vive de su arte. En ese momento ella entendió, pero siguió con su idea de que yo era escritor. De hecho, dijo ella, he visto que sigues escribiendo, he leído tus cosas, pero nunca te digo nada. Ese comentario me dejó perplejo. No sabía que ella se tomaba la molestia de buscar entre mis cosas para leer mis cosas. Pues eso.

Meditas

En la mañana
Mientras me arreglaba
Mi hija se acercó a mí y me hizo una pregunta
¿Porqué meditas todas las noches?
--Porqué medito--
Su interés me sorprendió
Su curiosidad
Me pregunté si la idea le había estado rondando la cabeza
Me quedé pensando
Fue como si yo mismo me hiciera esa pregunta
(En realidad así es)
--Porqué medito--
Medito, le dije
Para estar con Dios
Así como tú haces oración en la noche antes de acostarte
No sé si mi explicación le ayudó
Pero se me hizo la más apropiada para una niña de su edad
Pero además
Fue una explicación certera
Real

Sogyal Rinpoche

Buddha sat in serene and humble dignity on the ground
With the sky above him and around him
As if to show us that in meditation you sit with open
Skylike attitude of mind
Yet remain present
Earthed and grounded
The sky is our absolute nature
Which has no barriers and is boundless
And the ground is our reality
Our relative ordinary condition

The posture we take when we meditate signifies that we are linking absolute and relative
Sky and ground
Heaven and earth

Carros femeninos

Me dijo que le dijo que se compraba carros con razón de ser, con significancia. Me dijo que un día le preguntó porqué había comprado cierto carro que tenía un estilo masculino.

--Es un carro varonil --dijo ella--. Incluso, el interior del carro huele a hombre, ¿así como el sexo de un hombre huele a carro?. Tiene un aroma soft a musk que delata la atracción masculina. Me recuerda a un novio que tuve, este carro, en la prepa, un novio que tuve. Cuando vi este carro pensé que me vendría bien tener un carro que me evocara un recuerdo a él.

Decretos de fe

Escribir --dijo--, es un acto cargado de conciencia. Es un acto de fe. Escribir proclama al universo que 'somos', y cada pensamiento escrito, es un decreto, una imposición que deja huella en el Universo, para el bien de todos, siempre.

El tiempo tonto

Ese día que lo vi me confesó una debilidad de su parte, algo que en otro tiempo le afectó su ánimo, su vida, su percepción de la vida.

--Sucede que en otro tiempo --dijo--, yo mantenía relación con un escritor bastante talentoso, con el cual, de forma inevitable, había caído en una forma de competencia u rivalidad. Cualquier cosa que él escribía, la sentía como si fuera un dardo sutil, subliminal, que me enviaba en mi dirección para que yo lo leyera y me fuera con ese significado, con ese veneno. Sentía que todo lo que escribía, tenía que ver conmigo. Todo. Que todo estaba entrelíneas. Así tenía mi seguridad, mi amor propio. Digamos que era vulnerable y tonto. Tonto, porque después me enteraba que nada de lo que él escribía, tenía que ver conmigo, ni siquiera remotamente con mi círculo de amistades. O sea, nada. Nada. Eso me hacía sentir más tonto, más vil. Todo ese tiempo que le dedicaba a sacarle significado a sus acciones y palabras, habían sido en balde. Me sentí tonto por mí, porq…

Heart Sutra

Meditation is nothing but a device to make you aware of your real self
Which is not created by you
Which need not be created by you
Which you already are
You are born with it
You are it
It needs to be discovered

Energy medicine

--El otro día --me dijo--, recibí un email de una persona que decía haberse acordado de mí. No deseaba ponerse en contacto, solo me deseaba lo mejor. Deseaba mi felicidad, y que en cualquier cosa que pudiera apoyarme, lo haría. Me deseaba lo mejor. Fue grata experiencia.

* * *

Me dijo que el otro día iba muy entusiasmado bailando en el carro, moviendo los hombros.

--Pronto me di cuenta --dijo--, que era objeto de atención de dos féminas que se divertían con mis maniobras. Por un momento las olvidaba, y continuaba moviendo los hombros al son de Brian Ferry. Al rato algo me jalaba la mirada, y eran ellas. Por un momento pensé en aprovechar la oportunidad, pero consideré inoportuno mi descontrol a esas horas de la mañana, y mejor me dediqué a mover los hombros.

* * *

Me dijo que una forma de regresar la salud al cuerpo era haciendo el amor.

--El otro día --dijo--, tenía una incomodidad en el muslo, ingle, entrepierna. Entendí que era una forma que mi cuerpo se comunicaba conmigo para que me pu…