Skip to main content

Vida mágica

Cuando las cosas están sucediendo bien, dijo, es algo mágico de observar, es observar lo mágico en acción, desenvolviéndose para el deleite de uno. He visto, dijo, y sigo presenciando esto en mi vida. Una cosa tras otra, como si el universo fuera trabajando delante de mí, ordenando las cosas, preparando el camino, para que cuando yo vaya pasando, me vaya encontrando cosas buenas. Es increíble, dijo, o bueno, antes lo veía así, increíble, inexplicable, inalcanzable. Pero ahora, dijo, ahora, lo increíble se hace creíble, lo inexplicable, explicable, lo inalcanzable, al alcance de mis manos, mis ideas, mis pensamientos. Se puede decir, dijo, que vivo una vida mágica, y que cada momento que pasa, me doy cuenta de ello. Es tan eufórica esta sensación, esta noción, que uno siente como si la vida fuera un holograma, y uno fuera avanzando por ella de acuerdo al deseo y voluntad de uno.

Comments

Popular posts from this blog

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche