Skip to main content

Corren

Se puso a mi lado, mientras la fila avanzaba y nos preparábamos para llegar con el oficial. Una cola larga de personas a pie, buscando cruzar en viernes. Curioso dato, se pone a mi lado, como si viniera conmigo, como si fuera mi pareja, sólo le falta tomar mi brazo.

Continué leyendo a Suzuki.

La mujer seguía ahí. ¿Pretendía pasar por mi acompañante? ¿Un hombre la seguía y quería desalentarlo?

Llegamos con el primer oficial, que inspeccionó nuestros documentos. Ella se adelantó. La vi distanciarse obsesivamente, como muchos que piensan que corriendo llegan antes.

Nada más lejos de la verdad.

Cuando llegó al segundo puesto de revisión, el oficial, un filipino, le hizo la inspección intensiva. Su rostro de morena se obscureció. El oficial apretaba el pasaporte, revisaba la pantalla.

Lo de ella fue como se piensa. El oficial la condujo al tercer puesto de revisión, el más tenso, y yo crucé primero.

Comments

  1. Los últimos serán los primeros.

    ReplyDelete
  2. eso dicen, gracias por visitar

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Tai

Hablaban en el restaurante. La mujer rubia, joven, y el hombre veterano, de pelo gris. Una mesa de mantel blanco entre los dos. Una conversación cifrada.

La mujer hacía preguntas, ¿Dormiste bien? El hombre, con gesto de agobio, apocamiento, una cicatriz en la frente. Dormí bien, dice, sólo unas horas. Bajé y te vi con los ojos abiertos, dice ella, no sabía si dormías. Pasaste unos días en el hospital. Dejé comida en el refrigerador. Cuántos sobrinos tienes.

La comida Tai, pausa esta conversación. Ella comenta acerca de su esposo, algo que no se entiende, que su esposo algo. El hombre, sonrojado, se levanta al baño.

Le picó la comida, dice mi amigo.

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche

Fin del drama