Skip to main content

Patches

Era un felino llamado Patches, y viendo el colorido de su pelaje, uno entendía porqué. Manchas negras y cafés, aquí y allá, un gato de 1 año, extrañamente enigmático desde que lo atisbé en la ventana, observando el paisaje.

"Es muy amigable", dijo su amo, un hombre que ahora me ojeaba aprensivo, porque el mínimo había brincado a mis piernas y ahí se removía para que le acariciara sus curvas sinuosas.

"Nunca había visto un gato tan amigable", dije.

"Normalmente los gatos domésticos así son", explicó, aprensivo.

Aún estaba inseguro de mi reacción, si estaba contrariado por la espontaneidad de su mascota. Pero si un animal viene a mí y se sienta en mis piernas, no soy de los que patean.

Comments

  1. En una oportunidad, estaba meditando en casa de una amiga, que tiene dos gatas. Una de ellas saltó sobre mis piernas y se quedó inmóvil allí durante el tiempo que duró la meditación. Con asombro, mi amiga me dijo después que esa gata es muy arisca, y no se acerca a las personas. Para mi fue interesante meditar con ella. Las mascotas son así, espontáneas.

    ReplyDelete
  2. espontaneas y nobles...

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Tai

Hablaban en el restaurante. La mujer rubia, joven, y el hombre veterano, de pelo gris. Una mesa de mantel blanco entre los dos. Una conversación cifrada.

La mujer hacía preguntas, ¿Dormiste bien? El hombre, con gesto de agobio, apocamiento, una cicatriz en la frente. Dormí bien, dice, sólo unas horas. Bajé y te vi con los ojos abiertos, dice ella, no sabía si dormías. Pasaste unos días en el hospital. Dejé comida en el refrigerador. Cuántos sobrinos tienes.

La comida Tai, pausa esta conversación. Ella comenta acerca de su esposo, algo que no se entiende, que su esposo algo. El hombre, sonrojado, se levanta al baño.

Le picó la comida, dice mi amigo.

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche

Fin del drama