Skip to main content

Mente de principiante

A la mente del principiante se le presentan muchas posibilidades; a la del experto pocas.

En la mente del principiante no surge el pensamiento "he alcanzado algo". Todos los pensamientos basados en el YO tienden a limitar la vasta mente. Cuando no se abriga ningún pensamiento de logro, ningún pensamiento del YO, es cuando uno llega a ser verdadero principiante. Entonces es cuando se puede aprender algo realmente. La mente del principiante es compasiva. Y cuando la mente es compasiva, es infinita. Dogen recalcaba siempre la importancia de recobrar la mente original infinita. Con ella somos siempre sinceros para con nosotros mismos, resonamos simpáticamente con todos los seres, y verdaderamente podemos practicar.


Shunryu Suzuki
Mente Zen, mente de principiante


- - -

Comentario: La mente de principiante es la mente zen. O sea, una mente que esta presente en el momento, abierta a la frescura del momento, sin aplicar el juicio del ego... como un niño que va descubriendo el mundo, y nunca termina de descubrirlo. Ese tipo de frescura es la base de la compasión, mensaje del budismo.

Comments

  1. La mente de principiante se abre al amor y a la acción pura, directa, sin ideas, ni prejuicios.
    Gracias.

    ReplyDelete
  2. asi es, sin prejuicio y con amor

    ReplyDelete
  3. Ese libro es interesante. Creo que lo volveré a leer.

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche