Skip to main content

Meditación y la actividad diaria



La práctica de la meditación y la actividad diaria son la misma cosa. Pero usualmente pensamos, "Ya terminé de meditar, ahora continuaré con mis actividades". Eso no es entendimiento correcto.

-Suzuki

Comments

  1. Tal cual; la lectura de Suzuki es algo que me estoy debiendo, te agradezco que lo acerques.
    Cariños.

    ReplyDelete
  2. Es un maestro zen muy venerado y querido en el occidente, pq fue de los pioneros del zen en estas regiones, y ademas su vision muy sencilla y trascendente... La maestra con quien asisti a un centro zen es descendiente directa de darma de Susuki...

    ReplyDelete
  3. El error viene de nuestra mente, que hace las divisiones. Simplemente Somos: Cuando nos sentamos a meditar o cuando estamos en medio de las actividades. El ser no cambia, y la meditación es inherente al ser. Es como la respiración. Un abrazo

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche