Skip to main content

Nobles verdades



Hospiciado en la Conciencia pura de la No-Dualidad, con las manos en Dhyana Mudra, recordé con humor lo que me dijo Dogen en aquella ocasión, una tarde lluviosa de marzo, con su estilo tan particular.

—Amigo —dijo—, el verdadero camino al Zen es dejar ir el apego. Si no dejas ir el apego, si no dejas ir el apego, nunca lograrás la Mente de Principiante, y para lograr la Mente de Principiante, debes dejar ir el apego.

En aquellos días yo sentía que perdía mi tiempo en búsquedas materialistas. El modus vivendi me atormentaba, pero entendí que no hay meta.

Comments

  1. Dejando el apego y controlando nuestra mente sin dejarla ir ni al pasado ni al futuro no llegaríamos a ninguna parte y estaríamos en un estado perfecta de armonía.
    No es fácil, pero se intenta.

    Un abrazo, te sigo

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Tai

Hablaban en el restaurante. La mujer rubia, joven, y el hombre veterano, de pelo gris. Una mesa de mantel blanco entre los dos. Una conversación cifrada.

La mujer hacía preguntas, ¿Dormiste bien? El hombre, con gesto de agobio, apocamiento, una cicatriz en la frente. Dormí bien, dice, sólo unas horas. Bajé y te vi con los ojos abiertos, dice ella, no sabía si dormías. Pasaste unos días en el hospital. Dejé comida en el refrigerador. Cuántos sobrinos tienes.

La comida Tai, pausa esta conversación. Ella comenta acerca de su esposo, algo que no se entiende, que su esposo algo. El hombre, sonrojado, se levanta al baño.

Le picó la comida, dice mi amigo.

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche

Fin del drama