Skip to main content

Respeto

No reconocí su cara. La edad y el tiempo, le habían cambiado. Más delgado, el rostro enjuto y antiguo. Venía en una Toyota Fj Cruiser, bastante lucidora y adecuada para un profesionista de éxito. También venía acompañado de una dama de mediana atracción, no muy joven.

Anda soltero, pensé.

Se apearon y él hablaba en la acera. Antes de entrar a la tienda, me vio y se acercó. Extendió su mano, lo saludé.

—No te acuerdas de mí, ¿verdad? Soy el hermano de Larry.

Le dije que sí, que sí me acordaba. Pasado el encuentro, me quedé pensando cómo me irrita que una persona me diga eso. Es una forma de insinuar que no se tiene buena memoria, o que hay indicios de alguna demencia o alzhéimer.

Comments

  1. Cuando me pasa eso lo veo más como una pregunta surgida desde la inseguridad del otro.
    Desde ella presume que no lo recuerdo, como que podría no ser importante para mí. Será?
    Te mando un abrazo.

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche

Tai

Hablaban en el restaurante. La mujer rubia, joven, y el hombre veterano, de pelo gris. Una mesa de mantel blanco entre los dos. Una conversación cifrada.

La mujer hacía preguntas, ¿Dormiste bien? El hombre, con gesto de agobio, apocamiento, una cicatriz en la frente. Dormí bien, dice, sólo unas horas. Bajé y te vi con los ojos abiertos, dice ella, no sabía si dormías. Pasaste unos días en el hospital. Dejé comida en el refrigerador. Cuántos sobrinos tienes.

La comida Tai, pausa esta conversación. Ella comenta acerca de su esposo, algo que no se entiende, que su esposo algo. El hombre, sonrojado, se levanta al baño.

Le picó la comida, dice mi amigo.

Fin del drama