Skip to main content

Posts

Showing posts from October, 2009

Religión

Una mamá joven, alta
Un bebé en los brazos
Afuera de OXXO

Al poco tiempo se acercó
—yo esperaba en mi auto—
—su ropa con vestigios de arena—
¿Me da una moneda para comprarle leche a mi bebé?

Muy joven y bonita
Con aspecto de clase bien
Una teenager
De cualquier preparatoria particular

Entré a comprar algo
El cajero de la tienda
Escupía a un bote de metal
Y discutía con una empleada rubia
Dile que no puede estar afuera
Y escupió al bote de metal

Le di seis monedas a la mamá joven
Que Dios me lo bendiga, dijo
No tardó en llegar la empleada
¿Espera a alguien? Aquí no es oficina

Vacío

Las cosas en sí mismas son vacías
Por lo que nunca te aferres al vacío

-Milarepa

Sueño Montaña Meditación

Soñé que usted estaba en una montaña, viendo al horizonte. En la montaña lo que veía era un lindo paisaje. Recuerdo que me costó trabajo llegar a la montaña y usted se encontraba rodeado de unas piedras muy redondas. Usted estaba sentado, como meditando, vestido de blanco. Recuerdo que lo abrazaba mucho.


**Texto editado de un sueño enviado por un lector

La vía inestable

La forma más fácil de descalificar a alguien, de desacreditarlo ante la consideración de los demás, es tildarlo de inestable. Con eso se consiguen muchas cosas, y se evita la pena de tener que encarar a la persona y entrar en argumento con ella. No se entra en argumento, no se encara —se evade, se escurre— porque no se tiene la apertura o amplitud o valentía, para hacerlo. Se tiene miedo a perder.

Escribir a mano

Algunos psicólogos encuentran en la escritura manual la quintaesencia de lo expresivo.

Escribir a mano; es el tiempo adecuado para que descienda la inspiración.

-Luis Goytisolo
Me gustan los cuentos donde parece que no pasa nada. La textura narrativa es simple, pero esa simpleza va tejiendo algo.

Tiempo libre

Ellas, comiendo tortas de salmón en una pescadería de la zona costera de Norte.

Hasta en su tiempo libre se estresa, dice una a otra. Agenda sus actividades como lo hace en el trabajo.

Escuela de enfermería

Ella, cabello mojado, luego del baño matutino, camino a la escuela de enfermería. Él, arreglado, perfumado. Van a la escuela.

Él, Qué tiene tu carro.

Ella (sonriendo: una sonrisa limpia, de estudiante), le tienen que hacer algo al motor.

Conciencia plena

De pie o caminando, sentado o acostado, durante todas estas actividades y funciones del cuerpo, establezca usted la conciencia plena (mindfulness) de buena voluntad.

-Buda

Recinto privado

Caminaba por el pasillo de la casa
Donde tomaba medidas-
El dueño languidecía en su alcoba
Viendo la TV
Esperando que yo terminara

Cuando pasé por la puerta de su espacio
Lo vi recostado de lado
En una pose afeminada

Se incorporó rápidamente
Seguramente apenado que lo había pillado
En uno de sus comportamientos

Todo es una pose

"Pongo la voz de bebé y es como la de este personaje que me he inventado, pero en la vida real soy completamente diferente. Tengo los pies muy en el suelo, soy lista y me entero de lo que pasa"

"Es como si casi jugara con mi personaje y como si me riera de mi misma. Pienso que mucha gente asumirá que soy como una cabeza hueca, pero en mi vida diaria, cuando salgo con mis amigos o cuando estoy en una reunión de negocios, hablo con mi voz normal".

-Paris Hilton

Elocuencia

La elocuencia es una pintura de los pensamientos.

-Pascal

Felicidad

Estar sin algunas de las cosas que usted quiere es una parte indispensable de la felicidad.

-Bertrand Russell

Venganza y karma

No hay que buscar venganza en aquellos que han cometido crímenes en contra de nosotros, o responder a sus crímenes con otros delitos. Debemos reflexionar que por la ley del karma, están en peligro de vidas miserables, y que nuestro deber para ellos, como a todo ser, es ayudarles a elevarse hacia el Nirvana, en lugar de dejar que se hundan a niveles bajos de renacimiento.

-Dalai Lama

Presentimiento Reality

El establecimiento de hamburguesas—
Elegimos una mesa con sombrilla
Para el sol de Santa Ana
Calor en el día
Neblina en la noche

Una pareja caminando—
—Anglosajones—
La mujer ataviada únicamente
Con una blusa de manga larga
Abajo un bikini
Y el color de sus piernas
—No le podía ver la cara porque iba de espalda—
El color de las piernas:
Naranja
Un extraño naranja
Extraterrestre
Como si le hubieran pintado

Las personas volteaban
Por lo extraño del color
Como ladrillo o adobe
Y el pelo rubio
Una combinación de Star Trek

Se habrá bronceado en una de esas maquinas, dijo mi mamá

La mujer continuó por la calle
Sacándose el bikini de la nalga

Los sueños

"Él siempre corregía todo y ese poema no lo corregía, así que le pregunté: 'Borges, ¿por qué no corrige ese poema?' Y él respondió: 'esa poesía me la dictó Kafka en un sueño y yo no puedo corregirla hasta que él me diga en otro sueño que la corrija'.

-María Kodama
La tibieza
A nadie le gusta hablar de la tibieza

- - -

Sus palabras-latigazo
Siempre precedidas de amor injustificado

- - -

Las palabras
Puestas
En mano de la persona equivocada
—La persona anímicamente equivocada—
Pueden ser latigazos

Está en uno leerlas, tomarlas, dejarlas
Banco de algas
Flotando solitariamente
Mar adentro

Swank

I let my boyfriend’s son see me nude when he comes into the bedroom in the morning. He doesn’t look twice.

-Hilary Swank

La lógica

Soy una mano obediente que intenta no hacer nada en contra de la lógica de lo que estoy escribiendo, lo que quiere la historia.

-Saramago
Venía
—y miraba—
Directamente por la calle
Habiendo dejado su bicicleta



/ / /



Un olor concentrado
En la casa—
Sus movimientos innecesarios
Como subirse un poco la camisa

La narración y la curación

Walter Benjamin decía sobre las posibles relaciones existentes entre el arte de contar historias y la curación de enfermedades.

—El mal de Montano, Vila-Matas



Se sabe que el relato que el enfermo le hace al médico al iniciar el tratamiento puede convertirse en el comienzo de un proceso de curación. Se plantea entonces la pregunta de si no será la narración la atmosfera propicia y la condición más favorable de muchas curaciones. Si, ¿no podría curarse incluso cualquier enfermedad si se le dejara flotar lo suficiente, hasta la desembocadura, sobre la corriente de la narración? Si se considera que el dolor es un dique que se opone a la corriente de la narración, se ve claramente que este dique será desbordado cuando la corriente de la narración sea lo suficientemente fuerte como para conducir al mar del olvido feliz todo lo que encuentre en su camino.

—Walter Benjamin

Oír

Lo oía departir
Una perorata de razonamientos masculinos
Con destellos fatuos
Y ella se cogía la barbilla, la boca

Ella se frotaba la barbilla
La boca
Un tic
Porque daba la impresión
Que sólo le seguía la corriente
Porque no tenía otra alternativa
Más que oír

Whiplash collarín todoterreno

El todoterreno le golpeó la defensa
El sedan se sacudió como patata
El piloto afectado se apeó
Cogiéndose el cuello
—whiplash, pensé, whiplash—
Se cogía el cuello, sonriendo

Un vendedor ambulante
Que pasaba al lado, dijo
No pasó nada
Como para calmar al afectado
Que no fuera a ponérsele al tiro al culpable

Sin embargo
Sólo un breve intercambio de palabras
Y el asunto quedó terminado

Alejarse y observar

Cuando están pasando por momentos difíciles, los visita Rick. Deben fingir que todo está bien (como en otras ocasiones), y hacer la convivencia. Pero hay una tensión. Algo movido. Entonces la esposa de Rick los visita y ahora son dos de visita. Fingen un poco más, (como en otras ocasiones). Después sucede algo interesante. Rick y su pareja dan señales de tensión entre ellos.

Ángeles

La Tierra es al sol
Lo que el hombre es a los ángeles

-Victor Hugo

Hay personas verdaderamente sencillas

El auto se detuvo a media calle y me hice a un lado. Un sedan de cuatro puertas. De copiloto una mujer con un bebé en el regazo. De piloto un hombre de apariencia normal. La mujer tenía al bebe pegado al pecho, y mientras el hombre me preguntaba de un vecino, pude ver que ella amamantaba. El bebé metía la mano entre la blusa y parte del busto se salía. Sentí una pena ajena por la apertura y le di la información que solicitaba al hombre, lo más pronto posible. El sedan se retiró, continué jugando futbol con mi hijo.

Juergas de playa

A eso de las siete AM
Cuando los ejercitadores matutinos hacían sus rondas
Un espectáculo digno de ovaciones

Dos amigas
Notablemente enervadas por los vinos de anoche
Jugaban entre las olas del Pacífico

Ataviadas en jeans y blusa
Una con el pantalón medio caído
La otra haciendo una pantomima
Aventando su cadera contra las olas

Un grupo de jóvenes sentados en sillas de playa
Fumando puros
Afuera de una tienda de campaña
Observaban el espectáculo
Aullando y chiflando

Una de ellas ya tenía problemas
Se tambaleaba entre las olas gélidas
Con algas colgando del cuello
La otra se vistió atrás de la tienda de campaña
Con solo una toalla alrededor de su cuerpo
Se puso una blusa
Y por debajo
Deslizó la toalla

Neblina

Estos posts
Son neblina en la noche
Pasan desapercibidos
Pero ahí están
Difuminados
Necios
2
A friend once told me
Writing is like throwing invisible punches

1
Some people just can't take the truth
They become slippery

La miel de los fracasos

Anoche, mientras estaba durmiendo, soñé que había una colmena dentro de mi corazón, y que abejas de oro hacían de todos mis fracasos, panales y miel dulce.

-Machado de Assis

Fountainhead

Estos días de desempleo, regresó a mí un antiguo trabajo que realicé en el 2007. Unas rampas de acceso. Un trabajo muy pequeño, que regresó porque apenas lo van a construir. Pero como hubo una omisión, tuve que corregir el error, gratis.

Me eché 16 horas de burocracia. Los empleados molestos por los recortes de personal, y con uno se la sacan. Vueltas. Llamadas por teléfono. Cuotas de estacionamiento. Revisión, impresión.

Pero no todo es malo. Cuando las cosas se ponen así, me gusta hacer una retirada. Fui a un parque a comer mi sandwich. Estacioné el auto debajo de unos árboles frondosos y me puse a admirar el paisaje. Árboles antiguos. Cañadas. Veredas de tierra con troncos a los lados. La frescura del viento y hojas que caen.

A unos autos del mío, una morena soplaba el humo de un cigarrillo. Cuando bajé a tirar la basura, me llegó el olor de cannabis. La mujer, detrás de unos lentes obscuros, me vio sonriente. Me ofreció del cigarrillo.

—No fumo —le dije.

—Es lo mejor —dijo con un…
Día de mi santo
Se aceptan donativos :p

Espantada

Raimon cuenta la historia de un hombre que llegó a su casa luego de una jornada de trabajo. Al momento de apearse, sucedió una sincronía. Había un gato vagando en el jardín, que corrió con un fuerte SSSHHHT. En ese preciso instante salía su mujer acompañada de una señora. La señora, al oír el sonido, pensó que se dirigía a ella, por lo que apresuró su retirada y se precipitó a la calle.

Dos cosas

Pasaron dos cosas.

1. Una rubia de piernas largas y diminuto short blanco, cruzó la calle hacia nosotros, y parecía hacer miradas de que estaba perdida. Luego noté que su novio la esperaba en su auto, en la gasolinera de enfrente.

2. Una mujer veterana, obesa y rubia, vagaba por la acera. Se detuvo y comenzó a charlar con Gilbert. La mujer jalaba una pequeña carroza de juguete, y adentro de la carroza venía un extraño pájaro, con las alas amarradas.

La mujer nos narraba que a su pájaro le fascinaba que lo pasearan por la ciudad. También le gusta que lo pasee por mi alberca, dijo. Tiene una pequeña embarcación que le hice, y lo paseo por mi alberca.

Ambas mujeres quebraban la tranquilidad de nuestra conversación. Yo no sabía si reír o asentir a sus presencias. Gilbert le hacía la charla a la mujer del pájaro (en tono de burla), yo veía a la rubia de los shorts cortos.

Mejorando el silencio

El paso más importante en el desarrollo de Palabra Correcta es pensar antes de hablar (o escribir). Esto se llama Atención Plena en la expresión. El silencio nos ofrece el espacio que necesitamos para expresarnos con más habilidad. Cuando nos expresamos con habilidad, surge nuestro verdadero ser, nuestra compasión.

-Allan Lokos

Monasterio en el aula

Había un maestro universitario. Saludaba a los alumnos mediante un mudra. Algunos alumnos no entendían e investigaban. Y no solo los mudras, también investigaban el significado de los budas sonrientes, que él les regalaba.

La clase se impartía así. Los alumnos se organizaban en un círculo, en el centro se colocaba él, y después de juntar las manos en gassho, daba inicio a un debate de preguntas y respuestas al estilo budista (el maestro hostiga al alumno aplaudiendo, forzándolo a responder espontáneamente, sin la intervención de la mente discriminatoria).

Algunos colegas no estaban de acuerdo con sus métodos y acudían con la coordinadora de la facultad. Pero a él no le importaba. Llevaba una vida zen-cilla. Rentaba una habitación en el segundo piso de una casa. Era un espacio austero, con tapetes de bambú.

El rugido del león

Necesitamos tomar nuestro asiento de meditación, como lo hizo el Buda, y enfrentar lo que es verdad de esta vida. No es fácil. Puede requerir el valor de un león, sobre todo cuando meditamos con la profundidad de nuestro dolor o miedo.

–Jack Kornfield