Skip to main content

Hay personas verdaderamente sencillas



El auto se detuvo a media calle y me hice a un lado. Un sedan de cuatro puertas. De copiloto una mujer con un bebé en el regazo. De piloto un hombre de apariencia normal. La mujer tenía al bebe pegado al pecho, y mientras el hombre me preguntaba de un vecino, pude ver que ella amamantaba. El bebé metía la mano entre la blusa y parte del busto se salía. Sentí una pena ajena por la apertura y le di la información que solicitaba al hombre, lo más pronto posible. El sedan se retiró, continué jugando futbol con mi hijo.

Comments

  1. La sencillez conmueve, para un corazón sensible nunca pasa inadvertida.

    Hoy parafraseé (se dice así?) una de tus inspiraciones, es una fracesita que tengo siempre presente y que te agradezco.
    Cariños.

    ReplyDelete
  2. uuuuy! que horror de ortografía cometí!, bueno como dicen mis hijos: y... cuál es el problema?
    "fracesita" o "frasecita" lo mismo se entiende.
    Chau.

    ReplyDelete
  3. Una de 'mis' inspiraciones? No la recordaba!! pero gracias por recordarla ;)
    ... y visitar.
    Afectos.

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Tai

Hablaban en el restaurante. La mujer rubia, joven, y el hombre veterano, de pelo gris. Una mesa de mantel blanco entre los dos. Una conversación cifrada.

La mujer hacía preguntas, ¿Dormiste bien? El hombre, con gesto de agobio, apocamiento, una cicatriz en la frente. Dormí bien, dice, sólo unas horas. Bajé y te vi con los ojos abiertos, dice ella, no sabía si dormías. Pasaste unos días en el hospital. Dejé comida en el refrigerador. Cuántos sobrinos tienes.

La comida Tai, pausa esta conversación. Ella comenta acerca de su esposo, algo que no se entiende, que su esposo algo. El hombre, sonrojado, se levanta al baño.

Le picó la comida, dice mi amigo.

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche

Fin del drama