Skip to main content

Religión



Una mamá joven, alta
Un bebé en los brazos
Afuera de OXXO

Al poco tiempo se acercó
—yo esperaba en mi auto—
—su ropa con vestigios de arena—
¿Me da una moneda para comprarle leche a mi bebé?

Muy joven y bonita
Con aspecto de clase bien
Una teenager
De cualquier preparatoria particular

Entré a comprar algo
El cajero de la tienda
Escupía a un bote de metal
Y discutía con una empleada rubia
Dile que no puede estar afuera
Y escupió al bote de metal

Le di seis monedas a la mamá joven
Que Dios me lo bendiga, dijo
No tardó en llegar la empleada
¿Espera a alguien? Aquí no es oficina

Comments

Popular posts from this blog

Tai

Hablaban en el restaurante. La mujer rubia, joven, y el hombre veterano, de pelo gris. Una mesa de mantel blanco entre los dos. Una conversación cifrada.

La mujer hacía preguntas, ¿Dormiste bien? El hombre, con gesto de agobio, apocamiento, una cicatriz en la frente. Dormí bien, dice, sólo unas horas. Bajé y te vi con los ojos abiertos, dice ella, no sabía si dormías. Pasaste unos días en el hospital. Dejé comida en el refrigerador. Cuántos sobrinos tienes.

La comida Tai, pausa esta conversación. Ella comenta acerca de su esposo, algo que no se entiende, que su esposo algo. El hombre, sonrojado, se levanta al baño.

Le picó la comida, dice mi amigo.

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche

Fin del drama