Skip to main content

La narración y la curación



Walter Benjamin decía sobre las posibles relaciones existentes entre el arte de contar historias y la curación de enfermedades.

—El mal de Montano, Vila-Matas



Se sabe que el relato que el enfermo le hace al médico al iniciar el tratamiento puede convertirse en el comienzo de un proceso de curación. Se plantea entonces la pregunta de si no será la narración la atmosfera propicia y la condición más favorable de muchas curaciones. Si, ¿no podría curarse incluso cualquier enfermedad si se le dejara flotar lo suficiente, hasta la desembocadura, sobre la corriente de la narración? Si se considera que el dolor es un dique que se opone a la corriente de la narración, se ve claramente que este dique será desbordado cuando la corriente de la narración sea lo suficientemente fuerte como para conducir al mar del olvido feliz todo lo que encuentre en su camino.

—Walter Benjamin

Comments

  1. Creo que al poder narrarlo a quien está interesado en curar la enfermedad, ya hay un primer alivio. Como que brinda una primera confianza. Hace mucho bien tener a quién contarle lo que a uno le pasa, y si es enfermedad, en este caso, al médico.
    Te mando un abrazo

    ReplyDelete
  2. Creo que la referencia es al hecho de sacar sentimientos/pensamientos de la mente y ponerlos en una ficcion donde lo abstracto de lo narrado ayuda a disipar el dolor, mediante el flujo de estos pensamientos atorados.... no tanto una catarsis en un diario donde lo que abunda es l sinceridad, sino esta creacion de narrativas de ficcion donde uno plasma csas para verlas desde lejos, desde un punto de vista ajeno, fictio.... un abrazo y beso.

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche