Skip to main content

Fountainhead





Estos días de desempleo, regresó a mí un antiguo trabajo que realicé en el 2007. Unas rampas de acceso. Un trabajo muy pequeño, que regresó porque apenas lo van a construir. Pero como hubo una omisión, tuve que corregir el error, gratis.

Me eché 16 horas de burocracia. Los empleados molestos por los recortes de personal, y con uno se la sacan. Vueltas. Llamadas por teléfono. Cuotas de estacionamiento. Revisión, impresión.

Pero no todo es malo. Cuando las cosas se ponen así, me gusta hacer una retirada. Fui a un parque a comer mi sandwich. Estacioné el auto debajo de unos árboles frondosos y me puse a admirar el paisaje. Árboles antiguos. Cañadas. Veredas de tierra con troncos a los lados. La frescura del viento y hojas que caen.

A unos autos del mío, una morena soplaba el humo de un cigarrillo. Cuando bajé a tirar la basura, me llegó el olor de cannabis. La mujer, detrás de unos lentes obscuros, me vio sonriente. Me ofreció del cigarrillo.

—No fumo —le dije.

—Es lo mejor —dijo con una voz silbante—. Deberías probar.

Asentí, incierto.

—¿Eres ingeniero? Vi tus planos. ¿Leíste Fountainhead, de Ayn Rand?

—Vi la película.

Comments

Popular posts from this blog

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche

Seres expansivos

La salud. La vida. El desgaste de la vida. Todos vamos a morir. Y tener una enfermedad o condición médica, es un paso que nos acerca a esa noción. Envejecer también. Y cuando nos acercamos a esa noción de muerte, nos entra la humildad, la sensibilidad. Nos ablandamos. Nos hacemos humanos. Algo bueno trae la noción de muerte.

Pero a veces demostramos mucho apego por la vida. Queremos estar sanos. Queremos estar bien, sentirnos bien, felices. Ser felices, en muchos casos, es estar libre de problemas. Nos apegamos a esa búsqueda de estar bien. Queremos la medicina que nos de felicidad para siempre. Pero, porqué no vivir el momento presente, y saber-admitir, que estamos muriendo, y de esa forma, ablandarnos a la vida, al paso del tiempo.

Lo interesante de esto, es que en la meditación el tiempo no existe. Es un espacio sin límite. Una expansión de nuestro ser. Ahí el tiempo deja de existir, y todo apego a la vida, al control del tiempo, queda atrás. Nos hacemos seres universales, parte del …