Skip to main content

Juicios de personas buenas y morales

No confiaba en su juicio. Entonces le preguntaba a otros, a un conocido. Qué opinas de él o de ella. Qué opinas de mi amigo o empleado. Qué opinas de mi roomate o sirvienta. Qué opinas de ellos ¿Son buenos, quieren perjudicarme?

La persona no sabía qué responder. Incluso, uno le dijo, Según las escrituras, no debemos juzgar.

Pero cuando la necesidad era considerable, le preguntaba a un vil extraño de la calle, a un barista, al cartero. El extraño titubeaba, No sabría qué decirle señor, yo acabo de llegar a esta ciudad, y no conozco a nadie, menos a su amigo, pero se ve bien, se ve buena persona.

Comments

  1. Compulsión?, vicio?, costumbre?...hay personas que no pueden estar sin abrir juicios, principalmente de otros semejantes...en fín.

    Un abrazo.

    ReplyDelete
  2. yo diria inseguridad

    ReplyDelete
  3. Parece una encuesta científica.

    ReplyDelete
  4. Muy insegura esta persona.

    El comentario de Martinez es muy divertido.

    Abrazos de esta nube.

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche