Skip to main content

Burlesca

Tanto que me encanta encontrarme a conocidos del pasado (conocidos que se ven una vez cada dos años), iba por el pasillo del mall, luego de haber comprado aditamentos para la sopa de lentejas, cuando lo noté haciendo cola.

Ahí surgió el desasosiego. Qué pensará de mí, de mi situación, de mi persona, porqué baja la cabeza. Me fui acercando y esperé a que levantara la mirada. Al pasar a su lado, dijo:

Vaaanya.

Yo dije:

Qué tal (siempre digo qué tal, debería decir hola)

Seguí mi camino, rumbo al parquéo, pero ese Vaaanya se me quedó grabado hasta la eternidad, hasta los tiempos cuando lo conocía de pequeño. Se trataba de un niño de familia adinerada, y tenía esa cualidad snob, esa forma de ser que sabe que todo lo puede, porque el dinero todo lo puede.

Comments

  1. ¿El dinero todo lo puede?

    ReplyDelete
  2. Yes...
    Toooodo, comprar gente, felicidad, casas, familias... etc... muchas cosas puede el dinero...

    ReplyDelete
  3. Creo que los personas con enfermedades crónicas, sólo por mencionar algunos, estarían en desacuerdo con esa postura.

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

Fin del drama