Skip to main content

Campo Abierto


La vida es un campo abierto, lleno de posibilidades y aventuras, retos, incertidumbres. Viajamos a La Paz para localizar una casa, porque leímos en el diario que en esa entidad había oportunidades, ranchos, predios.

Dimos una vuelta por el malecón. El día era caluroso. El mar golpeaba la costa. La configuración de la costa había cambiado desde la última vez que había visitado, durante mi infancia, hacía 18 o 20 años.

Parecía que el nivel del mar había subido. Unos muros de piedra, en parte destruidos, la hacían de rompeolas, deteniendo el flujo del mar. Un escenario muy pintoresco.

Fuimos al campo a buscar el lote en cuestión. Eran grandes propiedades, cubiertas de pastizales dorados y hermosos. Pronto olvidamos a lo que íbamos, o habrá sido el calor de la novedad, encontrarnos en unas vacaciones repentinas, sin hijos.

Su cuerpo delgado, suave al tacto. Su piel morena, curvilínea. Desnudos pues, quedamos sin ropa, detrás de una cerca de palos y ramas. Unos campesinos laboraban a la distancia, cosechando el trigo.

Comments

Popular posts from this blog

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche