Skip to main content

Uñas largas

El patrón me obligaba a hacer cosas que no eran de mi agrado. La mayoría de sus propiedades se encontraban en la zona antigua. La famosa zona de tolerancia, donde se llevaban a cabo... cosas extrañas.

En lo que a mí respecta, prefería no. Prefería quedarme afuera, respirando el aire de la noche, admirando las estrellas, pensando en mis cosas.

I am the mexican.

Los invitados llegaban en sus autos, uno tras otro, puntuales, como si convocados por una cita, a media noche. Así es la vida.

En ocasiones debía cuidarlas. A ellas.

Sus amigas.

Un grupo de mujeres al final de sus veintes o inicios de sus treintas, que gustaban ulular con ropas caras y alguna que otra sustancia prohibida.

Siempre andaban arriba, soltando carcajadas sin razón aparente. Me mostraban sus uñas largas y rojas. Me decían, ¿Sabes poner pestañas postizas?, ¿sabes cómo hacer crecer las pestañas?

Probablemente tenían una obsesión con las pestañas y probablemente yo estaba desesperado.

Comments

  1. Tus narraciones son muy buenas, amigo.
    "Probablemente tenían una obsesión con las pestañas y probablemente yo estaba desesperado" Un buen análisis, cada uno en lo suyo.
    Te mando un abrazo

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche