Skip to main content

La vida sin meditación


La vida sin meditación es como darle vueltas a tu reloj sin situarlo en una hora. Funciona perfectamente, pero no dice la hora.

-Suzuki

Comments

  1. Hola, me ha llamado la atención tu blog, porque mo es común encontrar su presentación con la meditación.
    para mi es normal ya que hago mi tercer año de reiki gendai, y practico la meditaciòn desde hace algunos años.
    Me recuerdo que me inicié con una persona muy especial en el 2005, año que viví una crisis importante...y de ahí en adelante mi pasado es sin retorno, agradezco lo que viví y sigo adelante...siempre aprendiendo, obsevando investigando... soy una eterna aprendiz y agradecida de maestros en mi vida.

    Gracias al Universo, a Dios y a la vida, por llegar aquí...;-)

    Ali

    ReplyDelete
  2. Hola Ali, gracias por tus sensibles palabras. Y eres la persona #40 que agrega mi blog a su lista, asi que te agradezco!
    Tu camino es parecido al mio, lo de la meditacion, llevo 5 años con la meditacion... Este blog, como veras, no es precisamente de meditacion, pero tampoco es precisamente de otros temas o literatura (aunque en parte lo es), sino un remix que trato de mantener balanceado... gracias por llegar aqui y nos estamos leyendo.

    ReplyDelete
  3. Es verdad. La vida sin meditación no tiene sentido. Para aquel que la descubre, no hay vuelta atrás.
    Te mando un abrazo

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

Fin del drama