Skip to main content

Posts

Showing posts from December, 2010

Lluvias de Baja California

En la mañana, como acá llueve mucho —ha llovido por varios días y hoy se soltó una tormenta—, me sorprendió ver la conducta de algunos locales. Un hombre salía de su casa para tirar la basura al camión de la basura, pero lo hacía con camisa y pantalón, cuando llovía a mares. Otro hombre se vio más audaz aun (¿El mundo es de los audaces?), caminaba a media calle con el Nextel en la oreja, hablando de negocios, y como vestimenta llevaba un suéter únicamente. Ambas conductas me parecieron teatreras. "Está lloviendo, me mojo, pero no pasa nada". Una reflexión al respecto podría ser: Estos hombres no vivieron su niñez. O Quizá la están viviendo.

La Sombra

Eso con lo que no podemos convivir
No nos dejará en paz

Tu pequeñez no le sirve al mundo

Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados, nuestro miedo más profundo es que somos inmensurablemente poderosos.

Es nuestra luz, no nuestra obscuridad, lo que más nos asusta.

Nos preguntamos a nosotros mismos: ¿Quién soy yo para ser brillante, esplendido, talentoso y fabuloso? Pero en realidad, ¿Quién eres tú para no serlo?

Eres un niño de Dios.

Tu pequeñez no le sirve al mundo. No hay nada iluminado en retraerse para que los otros no se sientan inseguros cuando están contigo.

Has nacido para manifestar la gloria divina que existe en nuestro interior. Esa gloria no está solamente en algunos de nosotros, está en cada uno. Y cuando permitimos que nuestra luz brille, subconscientemente le damos a otro permiso para hacer lo mismo.

Al ser liberados de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a otros.

-Marianne Williamson

Enfrentar las cosas tal y como son

Sólo cuando tengamos el coraje
De enfrentar las cosas tal y como son
Surgirá una luz de los acontecimientos
Con la que reconoceremos el camino al éxito

-I Ching

Un comentario navideño para Vishnu

Este blog ha pasado por varias mutaciones de contenido. Recuerdo que empezó como vertedero personal de inquietudes. Tenía otro blog, digamos, más literario, y este lo usaba como un lado B.

Este lado B empezó a llenarse cada vez más de lo que estaba practicando en ese momento de mi vida: la meditación. Empecé a meditar pues, como estilo de vida aledaño a mis otras cosas, y este blog lo llenaba de citas relativas a la meditación.

Con el tiempo empecé a variar de contenido. Ponía relatos que escribía, y recuerdo que una persona me dijo, "Vas a confundir a tus lectores, los vas a sacar de onda".

Lo decía como advertencia, pero yo peleaba con la idea de que un blog puede manejar contenidos de varios tipos. Por ello la idea de compartir a las personas que les gustaba las citas de meditación, mis otros gustos literarios.

¿Funcionó? Para mí sí, pero quizá para los lectores no.

De forma que regresé de lleno a las citas de meditación, que me parecían muy bellas, y que suponía podían…