Skip to main content

La Casa de Huespedes



El ser humano es como tener una casa de huéspedes
Cada mañana
Una nueva llegada
Una alegría, una tristeza, una decepción, una maldad
Una felicidad momentánea
Vienen como un visitante inesperado

Dales la bienvenida y recíbelos a todos
Incluso si son una multitud de penas
Que te desvalijan completamente la casa
Aun así trata a tus huéspedes con honor
Tal vez te estén limpiando para un nueve deleite

El pensamiento oscuro, la vergüenza, lo malvado,
Recíbelos en la puerta con alegría e invítalos a entrar
Sé agradecido con el que venga
Porque cada uno de ellos ha sido enviado
Como un guía del más allá

-Rumi

Comments

  1. Gracias por compartir este cuento !!
    siempre es bueno tenerlo presente
    Buen Camino

    ReplyDelete
  2. No conocía este cuento, gracias por mostrarmelo.
    Lo comparto ;)
    Namaste.

    ReplyDelete
  3. Tal cual lo tomo....estoy viviendo esta misma experiencia.. y solté!!
    ;-)
    corroboro lo que dices,

    Un abrazo,
    Ali

    ReplyDelete
  4. Un texto muy humano. Que bueno que les agrado.
    ((abrazos))

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Metta Sutta, Discurso del Buda acerca del amor incondicional

48
Aquella que desee penetrar el estado de paz y perseguir su bienestar debe ser capaz, recta, muy recta, afable, apacible y sin vanidad.

49
Debe estar satisfecho, ser fácil de mantener, tener pocas actividades y posesiones, ser controlado en sus sentidos, ser prudente, sin desverguenza y sin apegos a familias.

50
No debe cometer la más mínima falta que pudiera ser objeto de censura por parte de los sabios y las sabias. Que todos los seres estén felices y seguros. Que estén felices en sus corazones.

51-52
Que todos los seres que existen, débiles o fuertes, largos o grandes, medianos o bajos, pequeños o gruesos, conocidos o desconocidos, cercanos o lejanos, nacidos o por nacer, que todos los seres sin excepción estén felices.

53
Que nadie engañe ni desprecie a otra persona en ningún lugar; que no desee el daño de los demás con enojo o malevolencia.

54
Así como una madre o un padre protege; a su única hija o hijo a costa de su propia vida, de la misma forma uno debe cultivar un corazón sin límites…

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche