Skip to main content

Extrañeza y realidad



1

El escritor tiene la obligación de mantenerse siendo niño, un adolescente. Es decir, el escritor tiene la obligación de cultivar la ingenuidad, porque solamente desde la ingenuidad se puede provocar la extrañeza frente a la realidad. Y solamente se puede escribir desde la extrañeza, es decir desde el conflicto. Y si no hay conflicto, no hay literatura.

2

Mi mejor material literario está en lo cotidiano, porque no hay nada más raro que lo normal. Hay gente que se va a África, y está dos meses dando vueltas y cuando vuelven, le preguntamos qué tal le ha ido, y dice que bien. Hay gente que va a la esquina a comprar un paquete de tabaco y cuando vuelven nos cuentan una aventura. Esta es una diferencia entre el que es escritor y el que no es.

3

Escribir consiste en gran medida en asociar. Un escritor tiene que tener siempre una capacidad asociativa. Un escritor sin capacidad asociativa, es como un jugador de tenis manco. La función del escritor consiste en asociar cosas, que en la realidad parecen desasociadas, en encontrar relaciones secretas, en cosas o asuntos. Esta es la gran tarea del escritor. Encontrar la malla invisible que une todo lo existente.

4

Yo doy mucha importancia a los sueños. Me gusta mucho soñar. Los sueños nos dicen cosas, pero nos la dicen en clave. Y no hay nada más entretenido, que haber tenido un sueño y pasar todo el día dándole vueltas en la cabeza, como un niño le da vueltas a un caramelo.

-Juan José Millás

Comments

Popular posts from this blog

El enemigo

El enemigo es la falta de conciencia, falta de presencia.

~Traleg Rinpoche

Loving-kindness meditation : Metta : Meditación del amor y la bondad

http://anayoguini.blogspot.com/2008/04/meditacin-del-amor-y-la-bondad.html

El amor y bondad, o Metta en Pali, es una de las cuatro moradas sublimes (brahma-viharas) que enseñó el Buda para alcanzar la liberación. Los otros estados divinos son la compasión, la alegría apreciativa y la ecuanimidad. La práctica de Metta trae más armonía a nuestras relaciones con los demás y nos ayuda a desarrollar la empatía y a ser más amables y tolerantes. Y como también cultivamos Metta hacia nosotros mismos, esta práctica nos ayuda a experimentar menos conflictos internos y a valorarnos más.

"No es una técnica para reprimir tu conciencia del sufrimiento, sino una forma de deshacer las barreras entre tú y los demás", explica Sharon Salzberg, maestra de meditación budista. La práctica se basa en la comprensión de que todos los seres quieren ser simplemente felices y que todos creamos nuestro sufrimiento por nuestra propia ignorancia.

Guía para meditar

Tradicionalmente la meditación Metta se hace …

Fin del drama