Skip to main content

Posts

Showing posts from February, 2008

Talentos para algo

Papá, ¿cuál es mi talento? Papá, ¿qué es un talento? Papá, ¿yo tengo un talento? ¿Cómo explicarle a una niña de 6 qué es un talento?. Después de un tiempo llego a conclusiones poco talentosas. Un talento, le digo, es algo que sabes hacer bien, que sabes hacer mejor que otros. Ahí está. Quizá mi definición tenía que haber ido por, "Un talento es algo que Dios te da, una habilidad para hacer cosas especiales". Días después, ella me enseña unos dibujos que ha venido haciendo, y me dice, "Papá, este es mi talento". No le quedan mal. Son monitos que hacen los niños, a forma de palitos y bolitas --una casita, una montaña, un gato, una niña--, pero me intriga el interés. Se pone a dibujar, y no le quedan mal. Cada vez me fijo más en lo que dibuja, a ver si encuentro algo. Poco a poco va mostrando su imaginación. Sí, le digo, ese es tu talento.

Todos en el atardecer

En la playa, las personas tomaban fotos al sol con su celular. Alzaban la mano y apuntaban alineados en el andador, esperando que el sol se pusiera en el horizonte como un gran disco naranja. Esperaban, pero era como si esperaran algún tipo de señal, un sentimiento lejano, místico, una fe. Cuando el sol se puso y comenzó a desaparecer, el color naranja se hizo una línea, luego alcancé a visualizar un tono verde que brilló al final, dejándonos a todos con el mensaje del Creador.

Aquello que protege a la mente

Una técnica de meditación ampliamente utilizada en el budismo tibetano es unir a la mente con el sonido de un mantra. La definición de mantra es "aquello que protege a la mente". Aquello que protege a la mente de la negatividad, o que te protege a ti de tu mente, es un mantra.

Cuando estás nervioso, desorientado, o emocionalmente frágil, repetir un mantra (mentalmente o en voz alta) puede cambiar tu estado mental completamente, transformando tu energía y atmósfera. ¿Cómo es posible?

Mantra es la esencia del sonido, la realización de la Verdad en forma de sonido. Cada silaba está impregnada con poder espiritual; condensa una profunda verdad espiritual, y vibra con la bendición de los budas. También se dice que la mente se conduce con la energía sutil de la respiración, el prana, que se mueve a través y purifica los canales del cuerpo. Entonces cuando dices un mantra, estás cargando tu respiración y energía con la energía del mantra, y así trabajando directamente con tu mente y…

Subjetividad Familiar

Todos tenemos una idea de educación, cortesía, buenos modales, pero cuando se trata de familia y familia política, la interacción es una conveniencia que se ajusta a los intereses de cada uno. Tú eres asi (grosero), yo soy asi (grosero), ella es asi (grosera), ¿quién es grosero en realidad?. ¿Habrá una forma de ser que abarque a todos, que sea común e entendible para que todos queden satisfechos? Todo es relativo al punto de referencia de cada quien, y ese punto de referencia al parecer siempre es el Ego.

Él dijo
Yo dije
Ella hizo
Él hizo
No es cierto, fue así
Es así
Te dije
Me dijo
Ella dijo
No es cierto
Sí es cierto
Es así
No

No!

Regresar al trabajo

Después de que cerraron la oficina donde trabajaba, o más bien, después de que nuestro jefe se jubiló y dejó a su hijo encargado de una versión reducida de la oficina, he regresado varias veces con ellos. Una razón es que me han pasado pequeños trabajos a forma de contratista independiente. Otra razón es que hay lazos de amistad que se formaron a lo largo de los seis años que duré ahí. La amistad está ahí. No se puede evitar. He regresado estos últimos viernes, y aunque aun hay promesas de mini trabajos futuros, regreso porque me nace convivir con ellos. Platicar, comer una rebanada de pizza, todo eso es placentero, es parte de lo que uno es, y ha venido siendo durante los últimos años.

Ojos húmedos

Cruzo el tiempo para estar con ustedes
Cruzo el día
Las horas
Cruzo las ocho del día-- a veces nueve, diez, doce /qué más da/
Luego cruzo dos días y si Dios quiere
Estoy con ustedes
Paso mis días cruzando el tiempo
Siempre a destiempo--
Oceanos de Tiempo

Cuando se haga noche

La forma como mide el tiempo un toddler. Papá, ¿cuándo vamos a ver la película? ¿cuando vaya a la escuela y regrese, y luego se haga noche? Le digo que sí. Para él, el concepto de días de la semana no está bien entendido. Para él solo hay ir a la escuela, eso cuenta como parte del día, y cuando se hace noche, eso cuenta como el final del día. Sí, cuando vayas a la escuela, luego regreses y se haga noche, vamos a ver la película. Si tan solo fuera así para los adultos. ¿A qué hora vamos ir a trabajar? Después de despertarnos, bañarnos, vestirnos, meditar, subirnos al carro. En ese momento vamos ir a trabajar.

Bloqueado

El río fluye rápidamente montaña abajo, luego árboles y rocas lo bloquean. El agua no puede avanzar más, aun y cuando tiene mucha fuerza y energía. Se queda bloqueado. Eso nos pasa a nosotros, nos bloqueamos. Dejando ir la respiración durante la meditación, dejando ir los pensamientos, es como mover una de esas rocas para que el agua pueda fluir, para que nuestra energía pueda seguir adelante.

--Pema Chodron

El domingo

Papá, ¿cómo le hago para tener dinero?, pregunta mi hijo y me deja dando vueltas. No sé, pero yo a su edad (casi 4) no sé si hacía esas preguntas o tenía ese instinto. Al mismo tiempo se me hace tierno que sea consciente de sus dificultades y caiga en la cuenta de que debe haber una forma de tener dinero. Sí hay, pienso, el domingo. Pero no he tenido la costumbre de darles domingo. Lo que pasa es que no sé cuál sería la cantidad adecuada. No se me ha hecho costumbre, esa es la verdad. Pero ya debería. Los niños también tienen sus necesidades. Lo malo es que estos agarran afición por los videojuegos. La niña sí salio ahorrativa. Cualquier dinero que le llega, ya sea por el ratón del diente, o un regalo, lo guarda en su alcancía. Mi hijo se lo gasta en un dulce o juguete. Papá te va dar dinero, le digo.

Un barco vacío

Hay una historia zen donde un hombre disfruta el atardecer en un río. El hombre observa a otro barco que viene en su dirección. Primero, le parece agradable que alguien más disfrute el atardecer en el río. Después advierte que el barco viene rápidamente hacia él. Se empieza a molestar y grita, ¡Cuidado! ¡Por favor muévete, hazte a un lado, da vuelta! Pero el barco viene rápido y directo hacia él. A estas alturas, el hombre está parado en su barco, gritando y agitando las manos, cuando el barco se estrella contra él. Entonces el hombre observa que el barco está solo. Esta es la historia de nuestra vida.

--Pema Chodron, Start Where You Are

Estar perdidos

La mayor parte del tiempo vamos por el día, por nuestras actividades, trabajo, relaciones, conversaciones, pero rara vez nos centramos en nuestro cuerpo. Estamos perdidos en nuestros pensamientos, sentimientos, historias, planes. Una forma sencilla de confirmar este estado es prestar atención cuando sientes que estás apurándote. Apurarse no tiene que ver con velocidad. Puedes apurarte moviéndote despacio, y moviéndote rápido. Estamos apurándonos cuando sentimos que tropezamos. Nuestra mente se adelanta; está donde queremos llegar, en lugar de estar en nuestro cuerpo. Sentirse apurado es buena retroalimentación. Cuando no estamos presentes, debemos parar y respirar varias veces. Vuelve al cuerpo: mientras te sientas, mientras das un paso. Siéntete en tu cuerpo. Buda hizo una declaración poderosa: Mindfulness del cuerpo conduce a Nirvana. Tal conciencia no es una práctica superficial. Mindfulness del cuerpo nos mantiene presentes.

--Joseph Goldstein, Transforming the Mind, Healing the W…

Omelet

El desayuno de domingo. Entre semana no tengo los lujos de tiempo y mis desayunos son espacios cortos, reducidos a frutas, yogurt y pan tostado. Pero llega el sábado, domingo, y puedo esparcir mis deleites. El desayuno siempre ha sido de mis comidas favoritas y es por ello que me sé hacer huevos de distintas formas, y no me quedan mal. Últimamente he seguido las pautas de un chef de TV, de forma que pongo en práctica sus ideas. Así re-aprendí a hacer omelets. El domingo me hice uno especial. Ingredientes dentro, salsa de tomate encima, aguacate a un lado, en fin, fue un desayuno con el feeling pausado de una meditación. Fue una meditación. Fue un ejercicio de presencia, de estar presente durante una actividad. Fue una meditación en movimiento.

La foto de dos niños

A veces no puedo imaginar que tengo dos hijos. Acababa de meditar, y vi una foto donde ambos visten su uniforme de escuela. Se ven chiquitos, ¡aun niños! Uno saliendo de toddler, la otra ya en primaria. El tiempo pasa rápido, y de pronto esos niños van creciendo. Yo casi no los veo. Apenas unas horas entre semana. Añoro ese tiempo perdido. Añoro el tiempo, sus experiencias, sus sentimientos donde quizá piensan en papá, y papá está trabajando, papá siempre está trabajando y nunca lo vemos. Pero lo que no saben es que añoro ese tiempo que no estoy con ellos, ¡y los extraño tanto!

Abundancia

Fui a un mercado gourmet. Un lugar donde se estila el vegetarianismo y la nutrición orgánica. Había cierta opulencia, mucho de todo. Caray, pensé, aquí sí hay abundancia, pero la gente, los clientes, ¿lo notan o ya se acostumbraron? Me parecía verlos serios, ocupados en sus regodeos. Mujeres que venían del gimnasio, de hacer yoga. Hombres en sus tank top mostrando músculos. Un estilo de vida visual, de apariencia. ¿Y lo espiritual? Se piensa que estos lugares son artífice del New Age, lo In de la Nueva Espiritualidad. Pero lo único que se veía eran personas absorbidas en sus preocupaciones kitsch, en las inquietudes de la vanidad.

Mindfulness nocturno

La meditación se reduce a la sencillez del momento presente. Mindfulness, estar presente en cada momento, actividad, experiencia. Se olvida hacer esto, porque volvemos a caer en el regodeo del Ego, que se interesa únicamente por satisfacer los caprichos del Yo. Todo es yo. Entonces regresamos al momento presente, a comer ese sándwich de pavo con queso, a beber el vaso de leche, a caminar despacio hacia el lavadero y dejar los platos ahí, ponerlos bajo el agua, desplazarse despacio y sentir los pies, el cuerpo moviéndose de un lado a otro.

Sobriedad vs Fashion

La sobriedad como estilo de vida. Hace poco le dejaron de tarea a mi hija que escribiera ejemplos de la palabra sobriedad. Le ayudé con unas definiciones, luego el concepto vino a mí. En realidad en toda práctica espiritual se recomienda la sobriedad. Esto aplicado a todas las áreas de nuestra vida. Vivir con lo necesario, sin excesos, adornos, opulencias. El carro no tiene que ser fashion, de último modelo. Es un carro eficiente que nos lleva y nos trae con seguridad a nuestros destinos. La ropa no tiene que ser fashion. Es ropa que nos da el abrigo eficiente, y la comodidad. La comida no tiene que ser fashion, puede ser un menu sencillo, basado en lo nutritivo, y no en el fashion del fast food. La casa no tiene que ser opulencia fashion. El ejercicio no tiene que ser el fashion de un gimnasio, este puede ser la práctica diaria de correr en lugares públicos, gratis. En fin, el estilo sobrio es el sinónimo de menos es más. El minimalismo de la humildad, la austeridad de la eficiencia,…

Incienso de madrugada

Me desperté a las 5 AM. Le había pedido a Dios tiempo para meditar, y me desperté a las 5. Todos dormían. La casa obscura. La ciudad aun dormida. Me duché, me arreglé, me prepare un desayuno para llevar, y luego me fui a sentar por 10 minutos, con el incienso, con Dios. La energía silenciosa de la madrugada alimentaba mi fe, mi esperanza. Lo necesité porque el día que siguió fue agobiante en términos generales. Presiones, insinuaciones, comentarios, apariencias, en fin, una dote laboral y sus personajes antagónicos junto con mi desvelada de madrugada. Que si eres bueno en tu trabajo, que si eres de confiar, que si vives allá entonces eres así, como todos los corruptos. Los ojos cansados. El día largo. La sensación de que Dios nunca nos abandona, ni en la tarde, ni en la noche, ni ahora.

El mejor regalo

Aprender a meditar es el mejor regalo que podrás darte en la vida. Ya que es solo mediante la meditación que podrás hacer el viaje para descubrir tu verdadera naturaleza, y así encontrar la estabilidad y confianza que necesitaras para vivir y morir bien. La meditación es el camino hacia la iluminación.

--Sogyal Rinpoche
Todo es cambiante, todo aparece y desaparece; no hay paz hasta que uno trasciende la agonía de la vida y la muerte.

Gotama Buda

Tiempo para meditar

Si vos tienes 10 minutos para ir al cuarto de baño, si tienes 10 minutos para vestirte, si tienes 15 minutos para desayunar y lavarte los dientes, si tienes un reloj y el uso del tiempo, conciencia del tiempo, entonces tienes tiempo para meditar. Siempre hay tiempo para meditar. Pero así como hacemos 10 para la ducha, 10 para la ropa, debemos hacer 10 para meditar. Es cuestión de entregar el tiempo como algo ya hecho y necesario, parte del día, parte de las actividades de agenda. Entregar el tiempo o dejar ir el tiempo, encontrar el tiempo, meditar, ser, vivir. Que Dios nos dé ese tiempo y salud para meditar.
Cuando ustedes oren, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas para que la gente los vea. Les aseguro que con eso ya tienen su premio. Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre en secreto. Y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará tu premio.

Jesús

La puerta del Ser

Los ruidos (del día) están ahí, pero la respiración de la meditación va y viene, como una puerta en el viento. Las cosas del día, las conversaciones, las decisiones, los silencios, las pre-ocupaciones, están ahí, pero la respiración de la meditación va y viene, como una puerta que se mueve en el viento, ligeramente. Me gusta la metáfora de la respiración como una puerta en el viento. Es el vaivén de la vida, el ritmo perpetuo de la creación que siempre está en movimiento. La puerta-respiración que se mueve en nuestro ser, en ese silencio donde solo está la puerta, moviéndose apenas, y lo demás no importa.

Las coincidencias de Dios

Dios trabaja a través de las personas. A veces se olvida esto, sobretodo cuando nos está yendo bien. Pero cuando las cosas van mal, estamos más perceptivos a cómo suceden las cosas, cómo se acomodan las cosas. Una persona que nos encontramos, lo que nos dice, que nos queda perfecto a lo que estábamos buscando, lo que necesitamos oír en un momento específico. Es casi escalofriante. Y es cuando podemos confirmar que hay algo más, que las cosas y situaciones de la vida no suceden aleatoriamente, suceden por algo. Dios está con nosotros, no hay vuelta de hoja. Es la realidad de Su Presencia.

Bob Esponja

Tenemos un niño adicto a los videojuegos. Apenas va cumplir 4, pero ya le entró la cosquilla. Es bien curioso. Aun no entiende lo que le está pasando, el vicio, pero uno como papá lo ve. Estoy trabajando en la PC y si ya hizo su tarea y limpió su cuarto, le paso chance de jugar a Bob Esponja. Empieza a deambular a mi alrededor, a tararear canciones inventadas, y a echar peroratas. Apenas va cumplir 4, pero ya se le nota el apego, el nervio de querer hacer algo y no poder contenerse. Por un lado se me hace educativo para su desarrollo, por otro me da ternura. El no lo entiende. Quizá sea su primera incursión a algo nuevo, que no sabe qué es, que lo hace ansioso. Yo le doy chance, me divierto en ver como da muestras de su desarrollo, luego él se aburre y se va.