Skip to main content

Posts

Showing posts from June, 2008

Sala de cine y las personas también

El ingeniero y su esposa tomaron asiento, más tarde llegó una horda de menores, como 8, entre 5 o 6.

—Están muy chicos para esta película —dijo la mujer—, cómo se les ocurre a los papás traer a sus hijos a ver una película de adultos, qué poco criterio, la verdad.

—Personas de poco criterio —dijo el ingeniero—, que no tienen cultura, personas vulgares y luego sus hijos son los niños problema en la escuela, porque son expuestos a escenas de sexo y violencia, cosas que no deben de ver a su edad, niños que luego golpean o molestan a los demás niños.
Luego vieron que llegaban los papás de los niños, o lo adultos responsables de su cuidado, y se sentaban en el extremo opuesto del cine.

—Los dejan solos —dijo el ingeniero—, tampoco ellos quieren estar cerca del barullo que van armar.

El ingeniero se levantó a la fuente de sodas y cuando regresó con refrigerios su mujer había hablado con unas señoras.

—Les dijimos que estaban muy chicos para esta película —dijo una señora—. Que no es un…

Things that get lost

Al principio no se dieron cuenta, sino hasta que las prendas comenzaron a aparecer en lugares inesperados, como la canasta de la ropa sucia, el piso de la lavadora. Ella le mostraba las prendas, y le decía que algo no estaba bien.

--La niña no creo que sea --dijo ella--, está muy chica para esas cosas.

--De todas formas habla con ella.

--Ya lo hice y dijo que no tiene nada que ver.

Lo que la ponía nerviosa era que se trataba de lencerías que solo había vestido en ocasiones especiales.

--Por ejemplo esta --dijo--, solo la he usado una vez. Es más, ni me acordaba que la tenía, porque la guardo en la parte de atrás del cajón, como las demás.

--¿Crees que sea algún tipo de brujería?

--No creo. Además nadie entra a la casa más que nosotros.

Se le notaba nerviosa, descompuesta. Era de las pocas veces que él la veía así.

La belleza del entorno urbano

Lo primero que notó fue la tierra. Era una ciudad con mucha tierra. Si uno dejaba las ventanas abiertas, a los días había tierra en todas partes. La banqueta había que barrerla frecuentemente. Los carros había que lavarlos. Así no era en otras partes.

--Lo que pasa es que la construcción en los cerros avienta mucha tierra --dijo la mamá.

--En otras ciudades no pasa lo mismo --dijo él.

--En otras ciudades hay vegetación. Ese es uno de los papeles de la vegetación, limpiar el ambiente.

Se empezó a fijar en las construcciones, en los movimientos de tierra, en los métodos de limpieza, y los comparó con otras partes.

--Lo que pasa es que en otras partes tienen presupuesto para esas cosas --dijo la mamá.

Tiempo de biblioteca

Nada complicado se instaló en la biblioteca. Se sentó en unos sofás y abrió su cuaderno. Mirada al techo, luces. Bajó la mirada y notó un anciano que dormitaba. El anciano parecía ser un vagabundo, dormitaba arduamente y nadie le importunaba, como si fuera parte del mobiliario. Luego despertó y clavó su mirada -longeva- sobre una mujer que estudiaba en una silla alta. La mujer, que portaba unos levis, estaba sentada de tal forma que sus pantalones deslizaban por detrás. El anciano afilaba la mirada y se agarraba la barba. Pero eso no fue todo. Había otro elemento. Una estudiante pelirroja veía al anciano, y como él, había descubierto su lozana actividad. La estudiante intercambio mirada con él y luego regresó a sus intereses. El anciano se levantó y caminó en dirección de la mujer, para ocultarse detrás de un pasillo de libros.

—La biblioteca cerrará en doce minutos —dijo una empleada.

Desperdicio de tiempo libre

Quizá debería estar pensando en el futuro de mi familia, me dijo esa noche, en lugar de estar leyendo novelas o cuentos. ¿Qué sentido tiene eso, esa actividad 'bi-lateral' --¿En realidad es una actividad? Unos le llaman ocio ¿En realidad las cosas tienen sentido?-- ¿Qué beneficio había en sentarse a escribir haikús que quizá no llegarían a ninguna parte o no traerían nada productivo a su familia? No tenemos ni casa propia, me dijo esa noche, y quizá en un futuro terminemos en un apartamento. Quizá debería ser como el resto de los señores que veo en la escuela o vecinos, me dijo esa noche, ser una persona, un hombre honrado y respetado por la comunidad, miembro de un club de deportes. Un hombre bien vestido, bien hablado, serio y servicial. Un hombre que durante el día está pensando cómo adelantar el futuro de su familia, quizá lee los clasificados. Un señor pues, común y corriente, que se sienta a ver la televisión con el periódico en la mano, un señor que no desperdicia el ti…
Como no te agrada estar aquí, entonces viajas allá; cuando no te agrada estar allá, regresas aquí. Eso es todo lo que haces, seguir a tus narices. No tienes que viajar mucho; sólo quédate aquí y desarrolla tu práctica, apréndela a detalle. Hagan un esfuerzo, todos ustedes.

Ajahn Chah

Do you like to drink the beer?

Do you like to drink the beer?

I used to drink the beer, but not anymore. I am a Buddhist. I take refugee in the Three Jewels.

Are you a real live Buddhist?

Well sort of.

What do you mean sort of? Either you are or you're not, c'mon, stop playing around.

Either way it’s the same.

Thank you, may I have another?

Be my guest.
I think we should have another talk.

Another talk? What did I do this time?

Nothing. Let me just take a seat and...

Oh...

El centro de la calma

Cómo haces para convivir con una persona que en el pasado te ha agraviado, quizá ha hablado en tu contra o manejado las cosas para afectarte, quizá lo sigue haciendo, no te consta, pero lo presientes porque se le nota en sus conductas que no van hacia la conciliación y parece evitarte. Cómo se comporta uno con una persona que maneja la doble cara, águila-sol, águila-cabeza...

Manteniendo el centro.

DVD Nanny

Its your son, said the teacher, he’s been having a hard time with discipline, let me tell you.

I don't understand, she said, he seems like a very good boy at home. He does his homework. He…

Oh but you do understand me lady, all yer moms on the job, trying to make ends meet, working all day on yer job while the kids play with DVD, let me tell you, that is no way to raise a family my dear.

Habrá un tiempo

--Las mujeres guardan repertorio --dijo--, un almacén, una cuota que deben satisfacer si no enloquecen. Esta cuota se refiere a que deben hablar cierta cantidad de palabras al día. Lo leí en una publicación. El hombre necesita cierto número, pero la mujer se saca el premio. Desde que abre el ojo está lista con su repertorio que debe llenar ipso facto. Por eso le doy toda oportunidad a la mía de que lo llene hablando con sus amigas. It's a dream.

--A lo que iba, es que mientras las dos mujeres se engolosinaban con sus cuotas, como dices, yo me concentré en sus bebés. Estos hermosos regordetes bien alimentados, estos regordolones pompolones beneficiarios de amamantamientos, ¡seguían los pasos de sus mamás! Intercambiaban sonidos, y poco a poco fui dando con un descubrimiento que me erizó. Primero, no daba crédito a mis ojos porque, quién carajos va descifrar los adorables gugus y gagas de unos regordetes, pero cuando se ponen de acuerdo, ¡son una jodida que pone los pelos de punta! M…

La vida satelite /sobre ruedas/

En su auto llevaba todo. La oficina, la casa, el estudio. Se trataba de un auto pequeño (dos puertas), pero ahí guardaba lo necesario. He entendido una cosa, dijo a su mujer, una mujer muy comprensiva y observadora que conoció en tiempos de la universidad, ¿paso bastante tiempo en el auto?, incluso -en ocasiones- más que en la casa, por lo que he hecho del auto una extensión. Por eso ves lo que parece ser 'mucho desorden'... pero no es así. Es orden absoluto, es belleza, es vida (¿la podrías entender? vamos, sí la puedes entender). Es lo que me da sentido cuando paso tiempos en una inanición inadmisible. ¿Quiero ver una película? Ahí llevo DVD. ¿Tengo ganas de leer o escribir? Ahí llevo libros y cuadernos. ¿Tengo ganas de hacer ejercicio? Ahí llevo bandas elásticas. ¿Tengo ganas de Kundalini? Ahí llevo tapones especiales. ¿Tengo ganas de algún aperitivo? Ahí llevo alimentos. En la cajuela una caja de agua (24), por si una emergencia. En la cajuela una bolsa de gym, por si el j…

Downshifting Autoestima Laboral

Le pareció que era una persona ingrata, su jefe, una persona rara que disipaba confusión e incertidumbre en el trabajo. Esas personas que no se fijan en lo bueno, que se fijan en las fallas, errores, y nunca resaltan lo bueno, lo positivo, los logros, porque más pequeños que sean. Esas personas, se dijo, no pueden ser buenos líderes porque no motivan a sus empleados. Al contrario, los mantienen en una nube de duda.
Me dijo que mediante el tiempo había logrado un ímpetu con su hijo. Cuando llego del trabajo, empezamos a luchar. Son luchas rápidas, en la alfombra, en el piso, tirados; golpes cariñosos de hijo y papá. En realidad son un ritual, una manera de recibimiento, ritual de paso, saludarse, luchitas, agresiones... Lo malo es que a uno se le olvida. El otro día llegué, y el niño salió a mi encuentro. Primero, me sorprendió su forma de recibirme, no se me hizo apropiada ni feliz, ni amorosa. Sus golpes en el pecho, sus patadas, pero luego recordé que así nos llevábamos.

Me dijo de su hija, que ya estaba en cierta edad donde se fijaba en los cariños entre las personas, en lo romántico, y 'Nosotros no queremos que se contamine de maldades adultas'. Estaba con su mujer, y se veían con el destello (preludio a otras cosas), cuando la hija dijo, 'Se están enamoraaando...', en ese momento soltaron, y se sintieron invadidos. Antes no había eso, pero el tiempo pasa, y lo que antes era …

Segunda y tercera

--Quiero hablar sobre los papás --dijo y bebió Ginseng Tonic--, por un tiempo lo entendí, luego no, luego sí, luego no. Lo entendí cuando tuve mis hijos, lo entendí, luego no, luego sí, luego no, luego sí. Hay una cadencia en mis palabras, ¿pero una lejanía en el tema?. Vamos, la mamá cría a los hijos. Es naturaleza. El papá sale a trabajar. Es naturaleza. ¿Esto dicta distanciamiento entre papá e hijos?. Nunca se ven, o se ven poco, su relación se hace extraña. Vamos, son familiares, pero es como si no se conocieran. Sienten familiaridad, la noción de que están relacionados de alguna manera, sangre, parecido, pero cuando de hablar de un tema se trata, sus palabras no están a la altura. No hay tema, no hay entrañamiento, no hay rumbo. Hay extrañamiento, lejanía, luego sí, luego no, luego hay otras cosas, luego sí, luego no. Las mamás vienen siendo la primera familia de los hijos. El papá en algunos casos la segunda, en otros la tercera.

Comunicaciones

En aquellos días nos comunicábamos a la antigua, ¿pero a la moderna?. Esto quiere decir que mientras mi jefe era aficionado a las usanzas antiguas -decía que en la antigüedad no había teléfonos y la gente viajaba horas al trabajo en caballo Y que NOSOTROS DEBIAMOS TOMAR LAS MISMAS PRECAUCIONES- también adoptaba el manejo de mensajes como inter-chats o inter-emails, para mantenernos comunicados durante inter-horas. Esto quiere decir que no hablábamos durante días, ¿a pesar de tener oficinas contiguas?. Él se mantenía en sus actividades, y yo en las mías. Todo muy simple. Todo muy sencillo.

La bodega y la tierra

En aquellos días trabajaba en una bodega. Un espacio enorme y vacío, donde solo había un cuarto de baño y un escritorio donde pasaba horas y... Acerté en llevarme libros, y ahí leí varias obras importantes. Siempre estaba solo. Me llevaba mi lonche (torta y ensalada de tomates) y comía afuera, en el auto, en un ladrillo, donde fuera. Luego fumaba y pensaba. Pensaba y... Solo veía la tierra, los caminos de tierra, los montículos de tierra, los jardines de tierra, los patios de tierra, todo era tierra en esa ciudad. No había vegetación. Fumaba, luego regresaba al interior de la bodega. Un espacio enorme, frío, alto... Luego leía.